CASO ACUAMED

La CE pedirá a la oficina europea antifraude que considere investigar Acuamed

MADRID, 18/01/2016.- La Guardia Civil está registrando la sede de la empresa Aguas de las Cuencas Mediterráneas (Acuamed), dependiente del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente, por posibles irregularidades en su contratación. Agentes del instituto armado se encuentran en la puerta de la empresa en la calle de Albasanz, en Madrid, para controlar los accesos. Los agentes investigan si altos cargos de la entidad y de otras empresas pudieron cometer alguna irregularidad en la concesión de contratos públicos. EFE/Víctor Lerena La CE pedirá a la oficina europea antifraude que considere investigar Acuamed.

La Comisión Europea (CE) indicó hoy que ha pedido información a España sobre el caso de la empresa pública Acuamed, investigada por la Audiencia Nacional por un presunto fraude millonario, y que informará a la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF) para que considere investigar el caso.

“Los servicios de la Comisión informarán a la OLAF sobre este asunto para que considere la posibilidad de abrir una investigación”, señalaron a Efe fuentes comunitarias.

La Comisión fue alertada el pasado día 18 de la investigación abierta en España a la empresa Aguas de las Cuencas Mediterráneas (Acuamed) por supuesto fraude, indicaron.

Acuamed, que depende del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medioambiente, es un “beneficiario tradicional” de fondos europeos, recordaron, y más en concreto del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) y de los fondos de cohesión para realizar obras públicas en el sector del agua en la cuenca mediterránea.

Entre 2007 y 2013, los fondos europeos cofinanciaron proyectos por valor de unos 660 millones de euros.

“Tras las alegaciones aparecidas en la prensa española, la CE pidió inmediatamente a la autoridad de gestión -el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas- informar sobre la situación”, indicaron las fuentes comunitarias.

A su vez, la Comisión “recordó su responsabilidad a la hora de tomar todas las medidas apropiadas para garantizar que el dinero de la UE no se utilice mal”.

Bruselas aludió a que, bajo el sistema compartido de gestión que se aplica a los fondos estructurales, los Estados miembros son “responsables de implementar y gestionar los programas que han sido acordados previamente con la Comisión”.

Eso quiere decir que “les corresponde seleccionar los proyectos para que sean cofinanciados de manera efectiva y verificar la regularidad del gasto que será enviado a la Comisión para que lo reembolse, en total cumplimiento de la legislación nacional y de la UE”, precisaron.

Las fuentes declararon que el Ministerio español ya ha indicado a la CE su decisión de suspender cualquier declaración de gasto para Acuamed, y también que “ha mostrado compromiso con tomar todas las medidas necesarias para evitar cualquier mal uso del dinero de la UE, una vez se hayan clarificado los proyectos concernidos y las supuestas prácticas”.

A este respecto, las fuentes señalaron que los países deben enviar los documentos de cierre de los programas correspondientes al periodo 2007-2013 para marzo de 2017, y que antes de esa fecha “aún pueden reemplazar cualquier gasto irregular, si se detecta, con uno regular que cumpla con los criterios requeridos”.  EFE




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com