CONTAMINACIÓN ISRAEL

Pruebas para destilar petróleo contaminarán reservas de agua en Israel y Palestina

  • “No hay suficientes datos para saber las consecuencias”, advierten los expertos al Ministerio de Medio Ambiente

Pruebas para destilar petróleo contaminarán reservas de agua en Israel y Palestina Imagen ilustrativa: La FCPTD, muestra una losa fósil de pizarra bituminosa. EFE/Paco Montero

Un grupo de geólogos israelíes ha lanzado una severa advertencia contra un experimento para extraer petróleo de una zona montañosa en la que prolifera la pizarra bituminosa y señalan que podría desencadenar una reacción en cadena que conduzca a la contaminación de las reservas de agua en la zona.

“No hay suficientes datos para saber las consecuencias”, advierten los expertos en una carta de la que da cuenta el diario Haaretz con motivo hoy de una reunión en el Ministerio de Medio Ambiente en la que se va estudiar la petición para realizar la prueba.

El experimento consiste en el calentamiento a 350 grados de una estructura rocosa a entre 250 y 300 metros de profundidad, proceso con el que la empresa privada “Israel Energy Initiatives” (IEI) espera poder “destilar” petróleo.

La firma ha pedido realizar el experimento en una zona montañosa de Israel situada al oeste de la frontera con el sur de Cisjordania, a la altura de la ciudad de Hebrón, lo que contaminaría también las reservas palestinas de agua.

La pizarra bituminosa, abundante en la zona, describe una amplia gama de rocas en las que abunda material orgánico y al calentarla se extrae de ellas un aceite que sirve después como combustible.

Pero el proceso, advierte el grupo de geólogos, es peligroso para el medio ambiente, además de que el tipo de roca en la zona no responde a las propiedades de otras regiones del mundo en los que se han realizado este tipo de experimentos.

“El nombre de pizarra bituminosa que se la ha dado a la roca en la región de las Laderas de Judea conduce a error”, aseguran en su misiva.

Israel, “bendecido” con la independencia energética

La firma privada, subsidiaria de la multinacional Genie Energy, informa en su página de internet que la zona que se le ha adjudicado por licencia está “bendecida” con grandes reservas de esta roca, y que su explotación podría conducir a Israel a la “independencia energética”.

“Se cree que sólo en la zona costera hay 150.000 millones de barriles de crudo, y 40.000 millones en la zona adjudicada a IEI”, precisa.

El grupo de geólogos y varias ong de defensa de la naturaleza exigen al Ministerio de Medio Ambiente que anule el experimento o cuanto menos lo traslade a una zona de menor riesgo, así como que un grupo local de expertos analice a fondo sus posibles consecuencias antes de llevarlo a cabo. EFE




Secciones:                    
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com