AGUA EMBALSES

Denuncian proyectos hídricos “sobredimensionados e innecesarios” en Andalucía

Obras del embalse de Melonares (Sevilla). Obra del embalse de Melonares (Sevilla). EFE/Paco Puentes

Un estudio elaborado por la Fundación Nueva Cultura del Agua (FNCA) y presentado hoy en un seminario digital organizado por WWF España califica el embalse de Melonares (Sevilla) y la presa de Alcolea (Huelva) de “megaproyectos hídricos sobredimensionados, inviables e innecesarios” y afirma que son un “negocio ruinoso” para los fondos públicos.

El ingeniero agrónomo de la FNCA Joan Corominas ha asegurado en este foro que la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir “está cobrando a los sistemas de abastecimiento de Sevilla un total de 1,6 millones de euros anuales a pesar de que el coste real de mantenimiento y conservación para compensar las pérdidas ambientales sería de 10,8 millones“.

Esto significa que “estamos recuperando únicamente un 15 % del valor de la construcción”, teniendo en cuenta además que “en 2019 se consumía la mitad de lo que se esperaba consumir en el año 2012”, por lo que “ahora viene el momento en el que nadie quiere pagar” ya que, dada la bajada del consumo, el embalse se ha convertido en una “obra innecesaria” que ha costado 94 millones de euros en total. 

Respecto a la presa de Alcolea, aún a medio edificar con 20 millones de euros ya invertidos y en la actualidad con las obras paradas, su coste total asciende según los cálculos de la FNCA a 544 millones de euros lo que según el economista de esta entidad, Francesc La Roca, implica que los fondos europeos invertidos en su construcción superaron a los asignados a toda Andalucía.

De ese dinero, 95 millones serían para terminar la obra y el resto para construir otras infraestructuras necesarias como la red de distribución de riego o la conexión del anillo de Huelva para que pudiera llegar a abastecer al público.

El problema común de ambos embalses según los ponentes es que los promotores dejan fuera del presupuesto el cálculo relativo a los costes de impacto ambiental sin tener en cuenta los cambios climáticos que modifican las condiciones del agua a lo largo del tiempo como la afección a las marismas, la pérdida de biodiversidad o la de servicios ecosistémicos, entre otros.

En estas condiciones, “es imposible hacer un análisis efectivo para ver si tiene sentido seguir gastando dinero público” según el jurista de la fundación, Abel La Calle. 

Para el técnico de planificación hidrológica de WWF España Rafael Seiz, que también ha participado en el seminario, el problema va más allá de unos gastos económicos excesivos ya que “estamos asumiendo una pérdida completa de la biodiversidad, que se encontrará casi sin capacidad de recuperarse durante decenios, a cambio de unos beneficios en el presente”. EFEVerde




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com