MEDIOAMBIENTE AGUA

Un proyecto LIFE busca mejorar la calidad ambiental del agua en el entorno rural

Recurso de archivo. EFE

La mejora en el entorno rural de la calidad ambiental de las aguas, mediante el empleo conjunto de humedales artificiales y fangos deshidratados de potabilizadora de agua, es el principal objetivo que se plantea el proyecto Renaturwat, recientemente aprobado dentro del programa de financiación LIFE 2014-2020 de la Comisión Europea.

LIFE19 Renaturwat

Este proyecto, que comienza ahora y cuenta con un presupuesto 1.893.955 €, de los cuales la Unión Europea financia el 55%, pretende mejorar el tratamiento de las aguas, reutilizar los residuos que se generan y contribuir a la mejora de la biodiversidad mediante la creación de humedales directamente desde las estaciones depuradoras (EDAR).

El coordinador del proyecto, Miguel Martín Monerris, del Instituto de Ingeniería del Agua y Medio Ambiente de la Universitat Politècnica de Valencia, ha explicado a EFE que “tras varios años de trabajos a escala de laboratorio y piloto, se va a dar el salto a escala demostrativa de humedal artificial de tipo vertical, mejorado con un material absorbente de fósforo, para el tratamiento de las aguas residuales urbanas”.

El profesor Martín Monerris añade que precisamente una de las peculiaridades del proyecto es que “este material absorbente es un residuo generado en el proceso de potabilización de aguas: el fango producido en los sedimentadores”.

“De esta manera – según afirma -, se reutiliza un residuo que iba a ser desechado, aprovechando sus capacidades en otra etapa del ciclo urbano del agua, valorizando un residuo como un producto”.

LIFE19 Renaturwat será coordinado por el IIAMA-UPV (Instituto de Ingeniería del Agua y Medio Ambiente de la Universitat Politècnica de Valencia) y en él participa un consorcio integrado por Emivasa (Ayuntamiento de Valencia-Aguas de Valencia, S.A.), Global Omnium Medioambiente S.L., el Grupo de Economía del Agua de la Universitat de València (GEA-UV), EFEverde de la Agencia EFE, la Fundación Global Nature y Aguas de Portugal.

Cuenta también con el apoyo la Diputación de Valencia, los Ayuntamientos de la Mancomunitat de Vall dels Alcalans (Montroy, Monserrrat y Real), el Ayuntamiento de Valencia, la Confederación Hidrográfica del Júcar y la Dirección General del Agua de la Generalitat Valenciana.

El proyecto, que se desarrollará a lo largo de tres años y medio, se llevará a cabo en la estación depuradora de aguas residuales de Vall dels Alcalans, que da servicio a las poblaciones de Montserrat, Montroy y Real (Valencia).

Entre los humedales artificiales se incluye, además del humedal artificial de flujo vertical de 100 m2 de superficie con el material absorbente, la construcción de dos pequeños humedales de flujo superficial que, a modo de pequeñas lagunas, mejorarán la biodiversidad de las aguas tratadas antes de su vertido final al río Magro

“La extensión de este tipo de soluciones en la cuenca media del río Magro permitirá mejorar su calidad ambiental y acercarse a los objetivos de la Directiva Marco del Agua para esta masa de agua”, resalta el coordinador del proyecto. EFEverde

 




Secciones:                        
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com