Demuestran que un protozoo vive sin protección en la estratosfera

ESPACIO BOTÁNICA

Demuestran que un protozoo vive sin protección en la estratosfera

Demuestran que un protozoo vive sin protección en la estratosfera Imagen de esporas del protozoo Fuligo. Fotografia facilitada por Universidad de Alcalá.

Investigadores de la Universidad de Alcalá (Madrid) han demostrado que esporas del protozoo Fuligo septica completan su ciclo de vida en la estratosfera a pesar de soportar temperaturas de hasta 70 grados bajo cero y de no tener protección para la radiación ultravioleta.

Los protozoos viajaron a la estratosfera en un globo aerostático de la agencia espacial estadounidense, NASA, que fue enviado a la estratosfera desde Nuevo México a finales de septiembre de 2015, y a su regreso se comparó su situación con la de las muestras duplicadas que se dejaron en el laboratorio.

El catedrático de Botánica de la Universidad de Alcalá Gabriel Moreno ha explicado a Efe que el resultado, que se ha publicado en la revista Astrobiology, ha sido una sorpresa porque se ha completado el ciclo de vida.

Las esporas regresaron vivas, sin malformaciones, tras un día en la estratosfera, si bien es cierto que los investigadores no han estudiado el genoma completo porque carecían de presupuesto para ello, pero, indicó Gabriel Moreno, han fructificado “muy bien”.

Recordó que se trata de protozoos, que son seres vivos “muy primitivos” y que cuando germinan tienen fases unicelulares, por lo que se supone que son poco resistentes, y por ello los investigadores creían que este tipo de organismos no soportarían las condiciones de la estratosfera.

Y sin embargo, indicó Gabriel Moreno, se ha visto que sí soportan la radiación ultravioleta y las bajas temperaturas, por lo que los investigadores creen que en un vuelo corto, como por ejemplo a la Luna, estos protozoos tienen muchas posibilidades de llegar con vida y sin protección.

Los protozoos enviados a la estratosfera son seres vivos muy antiguos, cosmopolitas y frecuentes en altitudes medias a bajas de la Tierra que han superado sin problemas más de 30.000 kilómetros en nueve horas de vuelo y en una caja de metacrilato.

Gabriel Moreno comentó que es posible que la sustancia oscura que tienen estos protozoos y que son melaninas, sea la protección que tienen para la radiación ultravioleta.

Los investigadores también han indicado en este estudio que muchas especies de bacterias, virus y hongos pueden sobrevivir al transporte transoceánico a través de la atmósfera, pero estos trabajos no han concluido.

En el estudio publicado en Astrobiology los investigadores señalan que esporas más grandes de musgos, hepáticas y pteridofitas pueden ser dispersadas por una “carretera o autopista de viento” que aumenta las similitudes con la flora en el hemisferio sur.

En este trabajo han colaborado los investigadores de la Universidad de Alcalá Jaime Díez, Gabriel Moreno, Luis del Peral, James H. Adams y José L. Manjón, así como María D. Rodríguez Frías, del Center for Space Plasma and Aeronomic Research, de la Universidad de Alabama (EEUU). EFEverde

Te puede interesar:

Ricardo Aguilar (Oceana): el lugar del hallazgo del protozoo deparará muchas más sorpresas

 

 




Secciones: