Campaña de protección de la pardela en Fuerteventura

NATURALEZA PARDELA

Campaña de protección de la pardela en Fuerteventura

Campaña de protección de la pardela en Fuerteventura Miembros de la Consejería de Medio Ambiente del Cabildo de Fuerteventura liberan pardelas. EFE

El Cabildo de Fuerteventura ha iniciado la campaña anual para localizar y atender a los pollos de pardela que por estas fechas comienzan a abandonar sus nidos y pueden aparecer accidentados a lo largo de la isla.

La institución insular ha recordado que la costa de Fuerteventura es una importante zona donde nidifican las pardelas (Calonectris diomedea), cuyas crías se orientan con la luna para abandonar sus nidos durante la noche.

El mayor peligro para esta ave protegida es la contaminación lumínica que procede, principalmente de las zonas urbanas, y que puede deslumbrarla o confundirla, haciendo que emprenda el vuelo en una dirección equivocada.

El Cabildo ha solicitado la colaboración ciudadana para dar el aviso en caso de localizar pollos accidentados, ya que el personal de la Consejería de Medio Ambiente se desplaza para recuperar y atender a estos ejemplares y luego liberarlos en condiciones de seguridad, una vez que se ha comprobado su buen estado de salud.

En caso de presentar lesiones, los pollos son enviados a los centros de recuperación de fauna donde se les practican las atenciones necesarias.

La consejera insular de Medio Ambiente, Natalia Évora, ha recordado a los ciudadanos que otras especies pueden aparecer en similares circunstancias que las pardelas, “por lo que también se solicita su colaboración”.

Évora se ha referido a otras aves marinas que nidifican en Fuerteventura como el petrel de boulver o la pardela chica, así como aves marinas migratorias que en estos momentos pueden encontrarse en la isla en su desplazamiento hacia África desde zonas más frías de Europa, como los págalos.

La pardela cenicienta es un ave protegida con interés científico con un ciclo de vida no demasiado largo y que se reproduce una vez por año (un huevo por puesta).

La campaña del Cabildo, en la que colaboran distintos ayuntamientos de la isla, pretende cubrir el período en el que el desarrollo final del pollo corre mayor riesgo, ya que son presa fácil de ratas y gatos o el hombre que los captura para aprovechar su grasa o como alimento, además de la contaminación lumínica. EFEverde




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com