CRISIS CLIMÁTICA

Las propuestas climáticas de la Comisión Europea, en diez frases y reacciones

Parque eólico en Fuerteventura. EFE/ Carlos de Saá

La Comisión Europea lanzó este miércoles una miríada de propuestas legales para conducir al continente hacia la neutralidad climática a mediados de este siglo, iniciativas bien acogidas en general por la industria y los legisladores europeos, pero que han causado alarma entre las organizaciones ambientales.

Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea: “Un cambio en esta escala nunca es fácil, aun cuando es necesario. Algunos dirán que debemos ir más despacio, hacer menos, pero cuando se trata del cambio climático hacer menos o nada significa literalmente cambiarlo todo. Esta es nuestra tarea generacional y esto debe unirnos, animarnos”.

Frans Timmermans, vicepresidente de la Comisión Europea para el Pacto Verde Europeo: “No podemos permitirnos el lujo de ser negacionistas. Es difícil, pero es también una obligación. Si renunciamos a esta obligación, nos fallaremos a nosotros mismos, a nuestros hijos y a nuestros nietos. Si no arreglamos esto, nuestros hijos y nietos pelearán en guerras por comida y por agua”.

Pascal Canfin, presidente de la Comisión de Medio Ambiente en el Parlamento Europeo: “El día de hoy es un paso muy importante hacia nuestro objetivo de alcanzar la neutralidad climática en 2050. Estos nuevos textos legislativos son una revisión masiva de nuestra arquitectura climática que supondrá una aceleración decisiva en la lucha contra el cambio climático. Revisaremos toda la política climática de la UE y nos aseguraremos de que cada sector económico tenga una ambición climática suficiente y una vía para lograr esta transición”.

Manfred Weber, líder del grupo del Partido Popular Europeo en la Eurocámara: “Defenderemos el realismo. Para nosotros, la ecología y la economía no son opuestas, y la sostenibilidad también es social y económica. Es crucial que pensemos en la dimensión social cuando hablamos de medidas ambientales. Los más vulnerables no pueden ser los perdedores de las medidas que tomemos contra el cambio climático”.

Papel clave

Imke Lübbeke, directora de Clima y Energía en la oficina europea de WWF. “Si la UE acierta con esta legislación, puede jugar un papel clave en mostrar a otros países lo que puede hacer una economía avanzada. Marcará el camino para una buena acción a nivel internacional en la cumbre del clima de este año, a la que todos los países tienen que venir con compromisos climáticos más ambiciosos”.

Jorgo Riss, director de la oficina europea de Greenpeace: “Celebrar estas políticas es como si un saltador de altura reclamara una medalla por haber saltado por debajo del listón. Todo este paquete se basa en un objetivo demasiado bajo, que no se sostiene ante la ciencia y que no detendrá la destrucción de los sistemas de apoyo a la vida de nuestro planeta. A pesar de todo el bombo y platillo, muchas políticas no entrarán en vigor hasta dentro de diez años o más, como la eliminación progresiva de los coches contaminantes a partir de 2035”.

Escuchar a la ciencia y al sentido común

Ariel Brunner, director de Políticas de BirdLife Europe: “Nunca hemos sabido tanto como ahora sobre cómo luchar contra la crisis climática. Incluso el ciudadano medio es seguramente consciente de que talar y quemar bosques para obtener energía no solo es malo para el medioambiente, sino que está destruyendo una de las principales cosas de las que depende la supervivencia de la humanidad. Si se aprueba, la Directiva sobre energías renovables socavará el resto del paquete climático. Esperamos que el Consejo y el Parlamento Europeo escuchen a la ciencia y al sentido común”.

Pierre Gattaz, presidente de la patronal europea BusinessEurope: “La industria europea está dispuesta a asumir su parte de responsabilidad y tiene muchas soluciones tecnológicas e innovaciones rompedoras que aportar. Si bien la dirección general es correcta, el diablo está en los detalles, con muchos detalles extremadamente importantes para encontrar el equilibrio adecuado entre la ambición climática y los retos económicos y tecnológicos”.

Asegurar que nadie “se quedé atrás”

Eric-Mark Huitema, director general de la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles: “La Comisión Europea debe asegurarse urgentemente de que ningún país y ningún ciudadano se queda atrás. Los vehículos de cero emisiones deben ser asequibles y convenientes para todo el mundo”.

Cinco asociaciones del sector europeo de la aviación: “La aviación europea apoya las ambiciones climáticas de la Comisión, pero la hoja de ruta muestra claramente que no podemos hacerlo solos. Hacer realidad nuestra ambición y lograr una aviación europea neta cero requiere marcos políticos, reglamentarios y financieros totalmente alineados y propicios, tanto a nivel de la UE como nacional”. EFEverde

 




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com