NATURALEZA REPTILES

Primera guardería de dragones de Komodo en Madrid

Primera guardería de dragones de Komodo en Madrid

Se llaman Sissa y Wera, macho y hembra de un año de edad, con unos dos kilos de peso y 1,20 metros de largo cada uno: acaban de inaugurar la primera guardería de dragones de Komodo en Madrid, que se ha instalado en el parque temático Faunia.

La guardería ocupa 144 metros cuadrados dedicados en exclusiva al cuidado y cría de los dragones de Komodo (Varanus komodoensis), un lagarto gigante originario de Indonesia y que se encuentra en peligro de extinción, según la lista roja de la Unión Internacional de la Conservación de la Naturaleza (UICN).

La llegada de Sissa y Wera a Madrid forma parte del programa internacional de conservación y cría (EEP) de reptiles que se lleva a cabo en diferentes zoos europeos.

Las crías de dragón de Komodo han recibido sus nombres de dos ríos de la Isla de Flores (Indonesia), uno de los únicos lugares del planeta donde aún reside esta especie en estado salvaje.

Pese a su reducido tamaño actual, se espera que cuando lleguen a adultos puedan llegar a pesar 70 kilos y a medir 3 metros de largo.

Sissa y Wera disponen de todas las comodidades para hacer vida dentro y fuera de las instalaciones, a través de dos espacios interiores comunicados entre sí y una zona exterior común ajardinada con luz solar directa para los días soleados.

La guardería cuenta con un dormitorio principal que recrea el hábitat de Komodo bajo unas condiciones constantes de temperatura -entre 23 y 27 ºC- y un sistema de nebulización automático con lluvias de humedad que les permiten disfrutar de refrescantes baños de 3 minutos de duración hasta 10 veces al día.

Un lagarto gigante

Los dragones de Komodo son unos reptiles de gran tamaño y con un carácter agresivo cuyo origen se atribuye a una población de grandes lagartos varánidos que habitaron en Indonesia y Australia y desaparecieron al final del Pleistoceno.

Estos superdepredadores carnívoros están dotados de 60 potentes dientes, una lengua amarilla y larga y una mordedura mortífera que les permite dar caza a invertebrados, aves y mamíferos con emboscadas.

Considerados uno de los lagartos más inteligentes y agresivos pueden alcanzar los 20 km/hora de velocidad, trepar y bucear a una profundidad superior a los 4 metros.

Se estima que existen unos 5.000 ejemplares en estado salvaje concentrados en las islas indonesias de Komodo, Flores y Rinca pero, en cautividad y gracias a los programas de conservación y cría, su cifra ha aumentado considerablemente en los últimos decenios. EFEverde




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com