MEDIO AMBIENTE

Latinoamérica se prepara para la primera cumbre del Acuerdo de Escazú

Cartel de la cumbre del Acuerdo de Escazú. © Comisión Económica para América Latina y el Caribe

Latinoamérica se prepara para acoger la primera cumbre de países del Acuerdo de Escazú, el único tratado ambiental de la región, pionero en el mundo en la protección de los activistas medioambientales.

Primera cumbre del Acuerdo de Escazú

Decenas de autoridades y representantes oficiales de los países que suscribieron el pacto -y de otros que están en proceso de hacerlo- se reunirán en la sede de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), en Santiago de Chile, entre el 20 al 22 de abril con el cometido de revisar el estado de implementación del acuerdo.

Será el mandatario chileno, Gabriel Boric, quien encabezará la inauguración de esta primera reunión de la Conferencia de las Partes (COP 1) del Acuerdo de Escazú, que se aprobó en 2018 tras seis años de negociación.

La primera cumbre también contará con las intervenciones de la vicepresidenta de Costa Rica, Epsy Campbell Barr (vía virtual); la secretaria de Cambio Climático de Argentina, Cecilia Nicolini, y el secretario ejecutivo interino de la Cepal, Mario Cimoli, entre otras autoridades.

En la reunión, los países participantes abordarán las disposiciones financieras para el funcionamiento del tratado y las estrategias para una efectiva implementación, ha detallado la Cepal en un comunicado.

El 22 de abril se efectuará un evento de alto nivel sobre la celebración del primer aniversario de la entrada en vigor del acuerdo y del Día Internacional de la Madre Tierra, que se conmemoran en esa misma fecha.

Pese a que originalmente fue firmado por 24 países, solo 12 han ratificado el pacto, cuyo nombre original es «Acuerdo Regional sobre el Acceso a la Información, la Participación Pública y el Acceso a la Justicia en Asuntos Ambientales en América Latina y el Caribe».

Además de proteger a los ecologistas, la alianza busca garantizar la mejor aplicación de políticas ecológicas, garantizar los derechos ambientales y salvaguardar la biodiversidad en tiempos de emergencia climática.

Lo han suscrito: Antigua y Barbuda, Argentina, Bolivia, Ecuador, Guyana, México, Nicaragua, Panamá, San Vicente y las Granadinas, Saint Kitts y Nevis, Santa Lucía y Uruguay.

Otros 11 estados de la región tienen pendiente su ratificación, incluyendo Perú, Colombia y Chile, cuya adhesión fue anunciada por Boric el pasado marzo, pero está pendiente de revisarse en el Parlamento.

La firma de Chile fue planteada inicialmente por el primer Gobierno del conservador Sebastián Piñera (2010-2014) pero fue desechada durante su segundo término en le Palacio de la Moneda (2018-2012) por presiones de la industria y la minería. EFEverde

 




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com