CHINA NUCLEAR

El primer reactor desarrollado por China sufrió apagado de emergencia en pruebas

Planta nuclear de Hongyanhe, en Wafangdian (China). Imagen de archivo de una planta nuclear en China. EFE/ALLEN MEI

El primer reactor de desarrollo chino Hualong-1 que el país conectó a la red sufrió un apagado de emergencia a finales de octubre tras un problema durante una prueba, aunque no se produjo ninguna fuga de material radiactivo, informaron los medios oficiales.

La citada prueba se estaba llevando a cabo el 27 de octubre en los sistemas de bloqueo de seguridad de las tuberías de vapor del reactor número 5 de la central nuclear de Fuqing, situada en la provincia suroriental de Fujian, explicó en un comunicado difundido hoy por la prensa estatal la Administración Nacional de Seguridad Nuclear, organismo dependiente del citado ministerio.

Al detectarse una gran diferencia de la presión del vapor entre diferentes tuberías en un corto período de tiempo, se activaron los sistemas de seguridad -aunque finalmente no fue necesario inyectar refrigerante en el reactor- y el reactor se apagó automáticamente.

No hubo fugas

“El sistema de seguridad de inyección de refrigerante cumplió con los requisitos de diseño, y no se hallaron anormalidades en las operaciones del personal. No se produjo ninguna fuga radiactiva ni efecto adverso alguno en la seguridad del personal y del entorno”, explica el documento.

Sin embargo, al considerar que el incidente “podría haber tenido cierto significado como referencia para la operación segura y estable” de la central de Fuqing, un grupo de expertos visitó el complejo entre los días 9 y 13 de noviembre para tratar de determinar sus causas.

Según sus pesquisas, se produjo un atasco en el sistema de tuberías de vapor y el operador carecía de conocimientos y experiencia suficiente para gestionar una situación como esa.

Entre las recomendaciones de los expertos hay varias menciones a prevenir los efectos de los conocidos como golpes de ariete, que suceden cuando en un conducto cerrado con agua en reposo se produce una aceleración del flujo debido a una presurización rápida del sistema, algo que puede causar graves daños en las tuberías.

Ya conectado a la red

Este evento no supuso un impedimento para que las autoridades chinas conectasen a la red el reactor el pasado 27 de noviembre, un hito para la industria nuclear del gigante asiático.

Según la prensa oficial, los componentes clave de los Hualong-1 están producidos en China y confieren al reactor una vida útil de unos 60 años.

Las autoridades, que los aprobaron para su uso en 2014, aseguran que este tipo de generadores de energía -también conocidos como HPR1000- cumplen con los “más estrictos estándares de seguridad” a nivel mundial.

La construcción de la Unidad 5 de la central nuclear de Fuqing, la primera en China en contar con estos reactores de tercera generación, comenzó en 2015 y concluyó dos años después, mientras que otro generador, que será la Unidad 6, se completará el año que viene.

Actualmente hay otros seis Hualong-1 en construcción en el extranjero, entre ellos dos en Karachi, en Pakistán, uno de los cuales comenzó a cargar combustible a finales de noviembre.

El reactor chino fue ofrecido también a Argentina como parte del acuerdo para construir la cuarta y la quinta central nuclear en el país sudamericano. EFEverde




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com