CONSEJO MINISTROS

Primer paquete de medidas por 149 millones para la recuperación del Mar Menor

desaparición Operarios retiran peces muertos en las playas del Mar Menor en Murcia. EFE/Juan Carlos Caval

El Consejo de Ministros ha aprobado el primer grupo de medidas para la protección y recuperación ambiental del Mar Menor, con una inversión de 149,65 millones de euros para el periodo 2022 y 2023.

Las medidas se enmarcan en las Actuaciones Prioritarias para recuperar el Mar Menor, presentadas el pasado 4 de noviembre por la Ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, y cuyo presupuesto total estimado asciende a 382,25 millones hasta 2026.

Supone el “mayor esquema de actuaciones e inversiones” hecho por el Ministerio “para la recuperación de un enclave natural específico”, explica en un comunicado el Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico (Miteco).

Además, el Consejo de Ministros ha decidido declarar de interés general del Estado las obras de recuperación en vistas a la “situación crítica que padece la laguna” y con el objetivo de “iniciar de forma inmediata” estos proyectos “para frenar y revertir el grave deterioro ecológico del entorno”.

Según detalla la ministra Ribera en la nota, esta declaración de interés general “posibilita una acción coordinada y decidida” para lograr los objetivos marcados.

Medidas aprobadas

Las obras incluidas en este primer paquete son la restauración de ecosistemas en la franja perimetral del Mar Menor y la creación del Cinturón Verde.

Incluye además, la restauración de emplazamientos mineros peligrosos abandonados y de zonas afectadas por la minería; la renaturalización de las ramblas y la creación de corredores verdes; la renovación de la impulsión de la rambla del Albujón; y las actuaciones de corrección hidrológica y laminación de crecidas.

Objetivos

La restauración de ecosistemas y la renaturalización de las ramblas y creación de corredores verdes buscan eliminar afecciones directas y mejorar la biodiversidad existente para así lograr un efecto “amortiguador de impactos”, según el Miteco. 

Las actividades de restauración relacionadas con la actividad minera persiguen evitar tanto la contaminación de los suelos y el acuífero como las escorrentías superficiales de residuos mineros peligrosos.

Finalmente, el objetivo de la impulsión de la rambla del Albujón es “alcanzar una explotación próxima a su capacidad hidráulica”; mientras que el de las actuaciones de corrección hidrológica y laminación de crecidas es minimizar el riesgo de inundaciones en los municipios ribereños y evitar la entrada masiva de nitratos para no alterar la proporción de agua dulce y salada en la laguna. EFEverde

 




Secciones:                
EFEverde, la plataforma global de periodismo ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com