COP 26

El primer ministro australiano confirma su participación en la COP26

COP26 scott morrison El primer ministro australiano, Scott Morrison hoy en Sídney, Australia. EFE/EPA/DAN HIMBRECHTS

El primer ministro australiano, Scott Morrison, confirmó este viernes su participación en la cumbre del clima de la ONU (COP 26) que se celebrará en la ciudad escocesa de Glasgow en noviembre, tras la polémica surgida a finales de septiembre por las dudas sobre su asistencia

“Es un evento importante”, resaltó el mandatario, que hace dos semanas expresó sus dudas de acudir a Glasgow con el argumento de evitar tener que cumplir otra cuarentena al regreso a Australia.

La confirmación del viaje de Morrison llega justo el mismo día que la jurisdicción de Nueva Gales del Sur, cuya capital es Sídney, anunció que levantará la cuarentena obligatoria a partir del 1 de noviembre para el regreso de los australianos y residentes permanentes vacunados con la pauta completa contra la covid-19.

El dirigente además avanzó en la rueda de prensa de este miércoles que su gobierno todavía está finalizando “la posición que llevará a la cumbre”.

Parte de los socios de gobierno se muestran reacios a alcanzar un pacto en favor de un compromiso de emisiones neutras netas para el 2050 por considerar que afecta al sector agroganadero y minero, dos importantes motores económicos del país.

El mandatario australiano, quien a principios de año había expresado que a su gobierno le gustaría que el país logre cumplir con la meta de las emisiones neutras netas “de preferencia” para el 2050, remarcó que “el reto no es si (se implementa) ni el cuándo, sino el cómo”.

Desarrollo regiones rurales

Morrison añadió que su plan, cuyo borrador fue presentado esta semana al Gabinete, garantizará el desarrollo de las regiones rurales y la generación de empleos, dado que “no se trata solo de alcanzar el objetivo de cero emisiones. Ese es un objetivo medioambiental importante, pero lo importante es que la economía australiana vaya viento en popa”.

El país oceánico, uno de los mayores contaminantes del planeta si se toman en cuenta sus exportaciones de combustibles fósiles, se ha visto presionado por Estados Unidos y Reino Unido para comprometerse con el objetivo de las emisiones neutras lo antes posible.

“Australia tiene mucho en juego. No podemos correr el riesgo de que los mercados asuman falsamente que no estamos haciendo la transición en sintonía con el resto del mundo”, remarcó el ministro del Tesoro de Australia, Josh Frydenberg, en un discurso a finales de septiembre ante empresarios en Melbourne.

El Banco Australiano de la Reserva advirtió esta semana que el país perderá inversiones internacionales si no cumple con los pactos internacionales contra el cambio climático.EFEverde

 




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com