TIEMPO FIN DE SEMANA

El primer fin de semana de octubre empieza estable y acabará con más frío

TIEMPO OTOÑO Una mujer en un banco del Retiro en otoño. EFE/Archivo

El primer fin de semana de octubre comenzará con tiempo estable y temperaturas altas en general -32 grados alcanzarán el sábado en el valle del Guadalquivir- pero el domingo llegará la lluvia, los vientos se intensificarán, bajarán las temperaturas e incluso nevará en cumbres de la mitad norte.

“El veranillo de San Miguel será interrumpido este año por el cordonazo de San Francisco”, ha señalado Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), para explicar con esta tradición popular el cambio del tiempo que se espera en los próximos días, propiciado por la entrada en España desde el norte de una potente borrasca.

En los últimos días de septiembre en algunos puntos del valle del Guadalquivir y algunas ciudades andaluzas como Sevilla los termómetros han llegado a marcar 34 grados de máxima, unos 7 grados por encima de lo habitual en esta época, según Del Campo.

El domingo llega el “cordonazo de San Francisco”

Este tiempo estable continuará los dos primeros días de octubre, pero a partir del domingo 3 llegan las lluvias, los vientos se intensifican y bajan las temperaturas de manera notable, una situación meteorológica típica de principios de otoño conocida popularmente como “Cordonazo de San Francisco”, en referencia a la tradición que cuenta que cuando San Francisco de Asís sacudía el cordón de su túnica “provocaba lluvias”.

El ambiente otoñal continuará al menos hasta el martes 4, cuando la Aemet prevé el regreso del tiempo seco y un ascenso de las temperaturas en prácticamente todo el país.

De momento hoy viernes predominarán las altas presiones sobre España, con cielos en general poco nubosos o despejados, aunque el paso de un frente poco activo hará aumentar la nubosidad en Galicia y Asturias, donde se registrarán lluvias débiles, mientras que en el Mediterráneo también es posible que se produzcan chubascos que podrían ser tormentosos e intensos en las Baleares.

Las temperaturas subirán en el norte y el este y descenderán ligeramente en el resto, con un ambiente algo más fresco de lo normal en el tercio norte peninsular y más cálido en la mitad sur, donde de nuevo en esta jornada podrían superar los 32 grados en puntos del valle del Guadalquivir.

Según el portavoz de la Aemet, las previsiones apuntan a que mañana sábado no será un día con grandes cambios en lo meteorológico y así continuará lloviendo en Galicia, de manera mas intensa a medida que avance el día y quizá desde allí las precipitaciones podrían extenderse a zonas más próximas de Asturias y el noroeste de Castilla y León.

También se esperan chubascos tormentosos en Cataluña, que en zonas litorales podrían ser localmente fuertes, así como en el norte de la Comunidad valenciana y Baleares, en tanto que en el resto de España la nubosidad irá en aumento, pero todavía sin lluvias.

Los vientos se intensificarán a lo largo del día y soplarán de componente sur o suroeste con rachas fuertes o muy fuertes, superiores a los 70 u 80 kilómetros por hora en Cantábrico y Pirineos.

Estos vientos del sur harán subir las temperaturas especialmente en la cornisa cantábrica de manera que en ciudades como Santander o Bilbao se podrían superar los 27 o 28 grados de máxima este sábado

A finales de semana cambio importante del tiempo

Para el domingo 3 la Aemet espera un cambio importante del tiempo, especialmente en la mitad norte, como consecuencia del paso de un frente frío que dejará dejando lluvias y chubascos ocasionalmente tormentosos de oeste a este peninsular, fuertes y persistentes en Galicia, Comunidades cantábricas, alto Ebro y Pirineos, y mas débiles cuanto mas al sureste.

Las temperaturas bajarán ese día en buena parte de la Península, de forma notable en puntos de la mitad norte y zona centro, donde los termómetros marcarán hasta 6 u 8 grados menos que el día anterior, pero en el Mediterráneo en cambio subirán las temperaturas y se podrían superar los 32 grados en puntos del interior de las comunidades bañadas por ese mar.

El descenso térmico en la mitad norte peninsular provocará la aparición de las primeras nieves en montañas de más de 2.000 metros de altitud.

Los vientos girarán el domingo del oeste al noroeste y soplarán con rachas fuertes en zonas costeras y de montaña del norte, e incluso con rachas muy fuertes en Galicia y la Cordillera Cantábrica.

El lunes 4 el frente provocará chubascos en Cataluña, norte de la comunidad valenciana y Baleares que pueden ser localmente intensos en el litoral catalán.

Continuarán las lluvias en el Cantábrico y Pirineo, con nieve por encima de los 2.000 metros, mientras que en el resto de España predominarán los cielos poco nubosos. Las temperaturas descenderán en el tercio oriental peninsular y empezarán a recuperarse en el resto.

El martes se suavizan las temperaturas

A partir del martes 5 se espera predominio del tiempo estable, temperaturas más altas y cielo en general poco nuboso salvo en el extremo norte, donde no se descartan algunas lloviznas.

En Canarias los vientos alisios irán disminuyendo de intensidad mientras las temperaturas subirán notablemente y este viernes podrían superar los 34 grados en el sur de Lanzarote, Fuerteventura, Gran Canaria y Tenerife, situación que continuará el sábado mientras que el domingo serán más normales para la época en el archipiélago y aumentará la nubosidad a principio de semana. EFEverde




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com