CORONAVIRUS NATURALEZA

Lanzan ‘Primavera con una esquina rota’, un vídeo sobre el resurgir de la naturaleza

Madrid durante el confinamiento. © Rosa Martín Tristán

El vídeo colectivo ‘Primavera con una esquina rota’, dirigido por Miguel Angel Nieto Solís, se ha estrenado en las redes sociales como una llamada al “resurgir de la naturaleza durante el confinamiento” y con un toque de atención a los jóvenes como responsables “del relevo para el resurgir de la vida”.

Nieto, periodista y realizador, ha explicado a EFE que es un trabajo que “pretende durar en el tiempo, que no sea coyuntural, si no una reflexión para las futuras generaciones”

Reflexión para los jóvenes

Imagen de uso editorial cedida por Rosa Martín Tristán. EFE

Con la coguionista, la también periodista Rosa Martín Tristán, se plantearon lanzar un mensaje de optimismo “en lugar de gente triste y confinada, como un mensaje en una botella para las generaciones que vienen”.

Ambos pretenden “explicar como en muy poco tiempo de desaparición coyuntural de la especie humana, la naturaleza ha dado un respiro increíble en todo el planeta y eso merecía comunicarlo”.

Decirles a los jóvenes que “basta con que la especie humana se retire un par de meses o tres y el aire se vuelve limpio, las flores crecen del asfalto, de las patas de los bancos, los árboles se desmelenan, los pájaros recuperan el espacio urbano como propio…”

“Pedimos a amigos que nos enviaran imágenes grabadas con el móvil“, explica Nieto Solís, “y recibimos tomas desde más de una veintena de países que montamos sobre textos de poetas y escritores que desde nuestro punto de vista ya habían lanzado muchos años antes ese mensaje”.

Como decía el escritor Gabriel Celaya, “la poesía es un arma cargada futuro”, por lo que “recurrimos a ella y a grabaciones que tenía de Eduardo Galeano, Mario Benedetti, César Vallejo o de la poetisa nicaragüense Claribel Alegría; otras pedí que las locutaran como un texto de (Pier Paolo) Pasolini o de Pedro Salinas”.

Primavera con una esquina rota

La idea era un vídeo corto para redes sociales y el nombre viene precisamente de un libro de Benedetti que se llama “Primavera con una esquina rota” (1982), y aquí “hace referencia no solo a la naturaleza sino también a toda la gente que se ha quedado en el camino de la pandemia del COVID-19 y las que quedan”.

Les llegaron imágenes de voluntarios desde más de una veintena de lugares de todo el mundo tan distantes como Taipei, Estambul, París, Nueva York, Washington, Boston, Bloomington, Minneapolis y Los Angeles (todos en Estados Unidos), Buenos Aires, Lisboa y Oporto (Portugal), Ciudad del Cabo, Tanzania, Senegal, Roma y Bologna (Italia).

Asimismo desde Moscú, Krasnodar y Stepanakert (Nagorno Karabaj), Yerevan (Armenia), Ciudad de México, Alemania, Tokio, entre otros muchos.

El vídeo de Diagrama Producciones y con acceso libre en Youtube y Vimeo, “ha tenido una muy buena acogida”, coinciden Nieto Solís y Martín Tristán, y señalan que el “mensaje principal” es para los niños y jóvenes “porque a ellos les toca lidiar con un planeta que no está dispuesto a detenerse”.

“Solo es preciso “fíjarse lo que ha sucedido en los pocos días de desconfinamiento, en los que han vuelto los coches y ha desaparecido el silencio, que era brutal y lo que más me asombraba”, dice Nieto Solís, y añade, “sin embargo, ya se nos ha olvidado que los coches estaban mejor aparcados, han desaparecido los pájaros, los insectos ya no vienen a mi casa…”

Salud del planeta

resurgir naturaleza vídeo

Foto de uso editorial de Chema Blas cedida. EFE

“Estamos ante un grave problema que es la salud del planeta, y es algo en lo que hay que insistir, de ahí que lo que se pretende es que cuando alguien lo vuelva a ver sepan que el planeta resurgió en apenos dos o tres meses. Se trata de reiterar, hay que hacerlo por los chavales, a nosotros nos pilla esto a mediano y largo plazo”, sostiene el guionista.

La idea surgió de los días en los que no se podía salir, “cuando veíamos esa explosión primaveral desde las ventanas”, asegura Rosa Martín Tristán.

“Me gustó que fuera un proyecto colectivo, en el que cada uno enviara lo que creyera oportuno que reflejara esa primavera tan extraña. Han sido tantos los amigos y desconocidos los que han respondido a nuestra llamada que muchos trabajos no han podido estar en la edición final, pero si que están presentes en él porque también es suyo.

“Mucha gente descubrió lo fácil que es recuperar lo perdido con tan sólo dejar a la naturaleza su espacio y su tiempo. No perderla de nuevo es el gran reto que tenemos por delante. Y ahí pensamos que la juventud tiene una llave fundamental, como ya ha demostrado con movilizaciones por todo el mundo en meses pasados”, según Martín Tristán.

El vídeo, explica Nieto Solís, “es un ejercicio colectivo y altruista de mucha gente”, y “cuyos derechos van a ir a la Fundación española de Cooperación Sanitaria, que es pequeña pero hace cosas muy interesantes”. EFEverde

Te puede interesar:

José Sarukhán (biólogo): La pérdida de contacto con la naturaleza dio paso a la COVID-19




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com