PRESTIGE

“Prestige” y Aznalcóllar, las dos peores catástrofes ambientales en España

Madrid (EFEverde).- El vertido del "Prestige", cuya sentencia se ha conocido hoy y que absuelve a los tres acusados en el caso, y la rotura de la balsa de Aznalcóllar (Sevilla) han sido los peores desastres ecológicos en España, a los que en se han sumado en las últimas décadas centenares de siniestros causados por el hombre.

El accidente de Aznalcóllar ha sido calificado como “catástrofe internacional de primer grado” y la mayor sufrida en España, junto al hundimiento del “Prestige”, sucesos de los que se cumplen 14 y 10 años, respectivamente.

El 13 de noviembre de 2002, el “Prestige” un petrolero monocasco griego de bandera de Bahamas y cargado con 77.033 toneladas de fuel, zozobró frente a las costas gallegas, derramando parte de su carga.

La rotura del depósito de residuos piríticos de las minas de cobre, plomo y zinc de Aznalcóllar, propiedad de Boliden, provocó la salida incontrolada al río Guadiamar de seis millones de metros cúbicos de lodos, con arsénico, cadmio, mercurio y otros metales pesados.

A continuación se citan algunos de los desastres ecológicos más relevantes de las últimas décadas acontecidas en España:

 

– Verano de 2012.- Los incendios forestales del pasado verano se han debido en su mayor parte por las negligencias y descuidos del hombre. Es uno de los más trágicos de la última década y dejan tras de sí diez muertos, más de 100.000 hectáreas arrasadas por el fuego e importantes daños ecológicos como los producidos en el Parque Nacional de Garajonay (La Gomera).

 

– 22 septiembre 1998.- La rotura del oleoducto Rota (Cádiz)-Zaragoza a la altura de Écija (Sevilla) origina el vertido parcial de 400.000 litros de gasóleo al río Genil.

 

– 3 diciembre 1992.- El buque griego “Mar Egeo” encalla frente a la Torre de Hércules en La Coruña cuando transportaba 79.300 toneladas de crudo. La marea negra, que al día siguiente alcanzó los 50 kilómetros cuadrados, invade las rías de Ferrol, Ares y Betanzos.

 

– 5 diciembre 1987.- El carguero panameño “Casón” encalla en las proximidades de la playa de O Rostro de Fisterra (A Coruña) tras sufrir varias explosiones a bordo que provocaron la muerte de 23 miembros de su tripulación. El accidente suscitó una gran alarma social, pues miles de personas residentes en la zona huyeran de sus casas ante la presunta toxicidad de los materiales que transportaba.

 

– 11 enero 1986.- El buque “Castillo de Salas” embarranca frente a la playa de San Lorenzo, de Gijón (Asturias) con 100.000 toneladas de carbón en su bodegas, gran parte de las cuales se derramaron al partirse el buque en dos a los pocos días del accidente. El accidente ocasionó una gran marea de carbón siderúrgico en el litoral asturiano.

 

– 31 diciembre 1978.- El petrolero griego “Andros Patria” sufre un golpe de mar y se incendia en la zona noroccidental de A Coruña, provocando la muerte de 34 de sus 37 tripulantes, y el derrame de parte de las 208.000 toneladas del crudo que transportaba. El vertido, estimado en 47.000 toneladas, afectó a las costas gallegas y asturianas.

 

– 12 junio 1976.- El petrolero bilbaíno “Urquiola”, cargado con más de 112.000 toneladas de crudo, embarranca y se incendia frente a las costas de A Coruña, derramando al mar unas 20.000 toneladas, que produjeron graves daños a las costas de las rías de El Ferrol, Ares y A Coruña.

 

5-mayo 1970.- El petrolero noruego “Polycommander” embarranca y se incendia frente a las islas Cíes (Pontevedra), vertiendo al mar unas 13.000 toneladas de fuel de las cerca de 50.000 que transportaba. El suceso, en el que perecieron los 23 tripulantes del barco, ocasionó enormes daños en la fauna y flora de las Rías Bajas y en los arenales de las islas gallegas.

 

– 17 de enero de 1966.- Un bombardero B-52 con cuatro bombas nucleares de 1,5 megatones a bordo y un avión cisterna de la base de Morón (Cádiz) colisionan en vuelo sobre el pueblo de Palomares (Almería). Tres de las bombas fueron localizadas en tierra -una se encontraba intacta y las otras dos habían sufrido daños y liberado carga de plutonio, uranio y americio, fundamentalmente-. La cuarta, fue sacada del mar el 7 de abril. Un mes antes, el 8 de marzo, el entonces ministro de Información y Turismo, Manuel Fraga, se bañaba en la playa de Palomares para despejar dudas sobre la contaminación radiactiva de la costa. EFEverde




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies