SNE: "La política impregna todo, también la renovación del CSN"

ENERGÍA NUCLEAR

Sociedad Nuclear: “La política impregna todo, también la renovación del CSN”

Sociedad Nuclear: Ascó. Recurso de archivo

Elena Sánchez Laso /  Madrid  (EFEverde).- El nuevo presidente de la Sociedad Nuclear Española(SNE), Javier Guerra, ha asegurado que la política impregna todo, también la actual renovación del Consejo de Seguridad Nuclear, aunque confía en que los futuros consejeros inmersos en ese proceso mantengan su neutralidad con independencia de donde procedan.

Recientemente estrenado en su cargo al frente de la SNE, en sustitución de José Antonio Gago, Guerra ha subrayado en una entrevista con la Agencia EFE que lo más importante es que el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) siga manteniendo su “independencia” como institución y eso es lo que hay que preservar.

La polémica renovación del CSN está de actualidad por la propuesta de Paco Castejón, portavoz de Ecologistas en Acción y declarado antinuclear, como nuevo miembro para ocupar uno de los 4 sillones del Pleno que se quedan vacantes.

Es “necesario esperar el nombramiento definitivo de los miembros y darles un margen suficiente para actuar”, pero mientras el organismo regulador, con unos técnicos con más prestigio fuera de España que dentro y con un historial muy válido, mantenga la “neutralidad” de sus consejeros, la función del supervisor nuclear seguirá hacia delante .

El presidente de la Sociedad Nuclear encara su mandato en un año “decisivo y delicado” en el que las centrales de Vandellós y Almaraz tienen que solicitar el cierre o renovar su licencia de explotación.

Para Guerra, en España no existe ninguna barrera técnica que impidan que las plantas españolas sigan operando con total seguridad, por lo que, a su juicio, la decisión de acelerar el cierre del parque nuclear es política.

Desde la SNE han asegurado que la nuclear debe formar parte de la transición energética y han incidido en que un “cierre precipitado” del parque nuclear incrementaría los precios de la electricidad, impediría que España cumpliese con los acuerdos de reducción de emisiones de CO2 y podría poner en riesgo la continuidad del suministro eléctrico.

En este punto -ha detallado- que las nucleares españolas han contribuido en 2018 con más del 20 por ciento de electricidad y con tan solo el 7,09 por ciento del total de la potencia instalada, lo siete reactores nucleares en funcionamiento en España han producido, 53.216 GWh netos, el doble del consumo de la Comunidad de Madrid.

Plan Nacional de Clima y Energía

Guerra ha señalado que el Plan Nacional de Clima y Energía (PNIEC) -presentado recientemente por el Gobierno- y que contempla la salida de la energía nuclear del sistema eléctrico entre 2025 y 2035, es un borrador, aún tiene muchos pasos por contrastar, además del necesario pronunciamiento obligatorio de Bruselas.

Sin embargo, para el hasta ahora director general de Tecnatom, una de la características que sobresalen de este PNIEC es que facilita información, “pone datos encima de la mesa”, frente a un debate en el pasado muy político y a la vez poco técnico.

Respecto al panorama energético actual, y ante la pregunta de si están las renovables perfectamente capacitadas para sustituir al parque nuclear, Guerra ha manifestado la “dificultad” que conlleva, a día de hoy, que un país sea cien por cien renovable y lo arduo de predecir la energía dominante en el futuro.

“Es difícil vaticinar si en 30 años predominaran las renovables o si, por el contrario, la fusión da un paso adelante y ocupa una parte importante del sistema energético, debemos esperar”.

Sobre otro tema de gran actualidad, como el proyecto de construcción del Almacén Temporal Centralizado (ATC) de Villar de Cañas (Cuenca), pendiente de la actualización del Plan de Gestión de Residuos Radiactivos (PGRR), ha observado la importancia de buscar el medio más “óptimo” para gestionar dichos residuos porque es algo que se paga entre todos.

A su juicio, los técnicos de Enresa (Empresa Nacional de Residuos Radiactivos) ya lo dijeron en su momento: lo excelente sería tener un ATC en el que se centralizaran lo residuos de alta radiactividad y otro almacén como el Cabril para el resto de residuos.

Durante la entrevista, Guerra ha lamentado “no ser grandes comunicadores” además de las dificultades para trasladar a la ciudadanía “las ventajas de la energía nuclear”, por eso, una de las prioridades de su mandato será “reforzar” la comunicación.




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com