ENERGÍAS RENOVABLES

La presidente de Irena asegura que el mundo necesita un cambio energético

La presidente de Irena asegura que el mundo necesita un cambio energético Carolina Cosse. EFE/Juan Ignacio Mazzoni

La ministra uruguaya de Industria, Energía y Minería, Carolina Cosse, presidenta de la VIII Asamblea de la Agencia Internacional de Energías Renovables (Irena), asegura en una entrevista con Efe que el mundo necesita un cambio energético, aunque reconoce que aún "no está preparado".

Para Cosse, las energías renovables, cuyo precio de producción en 2020 competirá con el de los combustibles fósiles, según un informe presentado en la VIII Asamblea celebrada en Abu Dabi, es la “gran oportunidad” para “los olvidados”, aquellos que no tienen acceso a la energía.

Obstáculos al acceso universal a las energías renovables

“Tenemos muchos lugares en el mundo donde la población tiene accesos vergonzantes a la energía, y las energías renovables son una gran oportunidad de que los olvidados de siempre puedan tener acceso a la energía, por lo que creo que más que un desafío es una obligación mundial”, agrega.

Sin embargo, apunta que la falta de “solidez democrática” y el “acceso a fondos” que promuevan el uso de las energías limpias son algunos de los mayores obstáculos a los que se enfrentan hoy las renovables.

Las expectativas de la ministra contemplan que el mundo pueda ver “pronto” los efectos reales derivados del uso de las energías renovables ya que, considera, son consecuencias que “realmente se ven rápido”.

Comisión mundial sobre geopolítica de la transformación 

Según Cosse, el principal mensaje que Irena ha querido lanzar al mundo en su VIII Asamblea es que las energías renovables son “imparables” y que hay una “gran oportunidad” en el sector energético, además de mostrar al planeta que la Agencia es “una organización consolidada que quiere cambiar el futuro”.

La agenda del cónclave ha incluido el lanzamiento de una “Comisión mundial sobre geopolítica de la transformación energética” cuyo objetivo es estudiar y analizar las implicaciones geopolíticas derivadas de la transformación energética, que hasta ahora han estado basadas mayoritariamente en cuestiones relacionadas con el petróleo y el gas.

“El tema geopolítico me parece un tema central; la energía siempre ha sido un tema central en el desarrollo de la producción mundial en toda la historia de la humanidad, la energía fue lo que permitió las revoluciones industriales, así que la energía siempre ha tenido un rol importante en la distribución de poder en el mundo”, subraya.

De esta forma, la ministra considera que el impulso de las energías renovables afectará “favorablemente” a las regiones en conflicto cuyas economías están sustentadas en los hidrocarburos.

Investigación científica

Además, mantiene que la asamblea busca “redoblar esfuerzos en el transporte eléctrico y la investigación científica”.

“Los vehículos eléctricos son el futuro en todas partes y en Uruguay tenemos una voluntad política por promoverlo”, concluye.

Uruguay, pionero en energía renovable

Cosse, la primera mujer en presidir la asamblea general de Irena, cuya sede está en Emiratos Árabes Unidos, considera el hecho de haber sido elegida para este cargo como un “gran honor” para Uruguay, así como una “consecuencia natural” por el trabajo que su país ha realizado en los últimos diez años para “cambiar la matriz energética”.

El país sudamericano comenzó la transformación de la producción de energía hace 10 años, en los que ha conseguido que el 97 % de la potencia que genera sea a partir de fuentes limpias.

Cosse explica que Uruguay logró sustituir, en parte, su fuerte dependencia de la energía hidráulica por la eólica, la originada por biomasa y la solar para combatir las condiciones de estacionalidad e imprevisión ocasionadas por el cambio climático.

El resultado, cuenta, ha sido que durante más de 200 días al año en 2017 Uruguay produjo el cien por cien de su energía a través de renovables.

“A día de hoy el país lleva cinco años sin importar energía eléctrica y se ha consolidado como exportador a países como Brasil y Argentina”, subraya.

Sin embargo, Cosse manifiesta que “queda mucho por hacer: hemos logrado abatir bastantes costes, pero tenemos que trabajar en los desafíos para trasladar los beneficios a los ciudadanos”.

En este sentido, señala que el cambio de esquema energético que deben llevar a cabo los países “hay que gestionarlo para ver cómo se aprovechan las oportunidades” desde un desarrollo integral que “culmine con una transformación industrial”. Efeverde




Secciones:            

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies