EBRO TEMPORAL

El presidente de la CHE califica de “barbaridad” pedir la limpieza de todo el Ebro

  • Rechaza la propuesta defendida por el Gobierno de Aragón de hacer una limpieza integral de todo el cauce del río

El presidente de la CHE califica de Desbordamiento del Ebro en Castejón (Navarra). EFE/Jesús Diges

EFEverde.- El presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), Xavier de Pedro, ha dicho que es una "barbaridad" pedir "una limpieza de todo el río" y que la legislación medioambiental de las distintas comunidades limita y restringe "claramente" actuaciones como el dragao del cauce.

En una entrevista con Efe con motivo de la última gran crecida del río, que tuvo carácter extraordinario en Miranda de Ebro (Burgos) y La Rioja, y las criticas vertidas desde los municipios afectados, De Pedro ha señalado que las inundaciones no son una materia “exclusiva” de la CHE, sino una “responsabilidad compartida” de todas las administraciones públicas.

Cuando hay avenidas “todo el mundo se acuerda de la CHE”, pero las previsiones no son matemáticas exactas sino que son datos provisionales para poner en alerta a los servicios de protección civil de ayuntamientos y comunidades autónomas.

A su juicio, lo importante es estar preparados y las comunidades y ayuntamientos, con sus políticas urbanísticas y de ordenación del territorio, deben implicarse para prevenir los daños de avenidas que, “sin ninguna duda, van a terminar llegando”, para minimizar los efectos.

De Pedro ha reconocido que la última crecida ha vuelto a evidenciar la situación en que se encuentra el río, cuyo cauce se ha “sobreelevado” a causa de la acumulación de sedimentos y materiales y “es verdad -ha señalado-, con menos agua se generan avenidas” que en principio superan su carácter ordinario en algunas zonas.

A esta situación ha contribuido también, ha argumentado, la protección medioambiental que hay a lo largo de todo el eje del río, que “restringe claramente” las actuaciones de limpieza, por lo que ha pedido colaboración a las comunidades autónomas para poder diseñar una estrategia compartida que limite los daños.

Y, a su juicio, solo caben dos posibilidades: o se mantiene el actual sistema de motas (muros de tierra para proteger las tierras de cultivo) y se limpia el río “con garantías medioambientales” o se “retranquean” estas defensas para que el río pueda evacuar el gran caudal de agua que lleva en estas situaciones.

Aclarar las políticas de las CC.AA

Crecida del Ebro en Zaragoza.

Crecida del Ebro en Zaragoza. EFE/Toni Galán

 

A su juicio, “es muy importante que la política autonómica sea clara” y “no vale” que se reclame la limpieza del río cuando llegan las avenidas y cuando no, se mantengan planteamientos medioambientales que “son muy difíciles de llevar a cabo”.

“El río lo debemos limpiar y conservar entre todos pero cumpliendo la legalidad” y en estos momentos, ha dicho, las demandas que se hacen (limpieza y otras actuaciones) no son posibles debido “al blindaje medioambiental” que existe y que “no permite en ningún caso una limpieza generalizada” del Ebro.

Tras insistir en que hay iniciativas legales que son muy restrictivas y reclamar la colaboración de las comunidades autónomas, ha rechazado la propuesta que defiende el Gobierno de Aragón de hacer una limpieza integral de todo el cauce del río. “Eso es una barbaridad”, ha enfatizado.

Las limpiezas puntuales que se han hecho en determinadas zonas “no son suficientes para resolver el problema que hay en el río”, ha añadido Xavier de Pedro, quien ha reiterado que si se mantiene el sistema de motas hay que establecer, en su opinión, un sistema de retirada de áridos en determinadas zonas.

Tras defender la necesidad de defender la biodiversidad, flora y fauna del Ebro, ha manifestado que el río es una fuente de riqueza y su desarrollo natural no puede ser “ajeno a la actividad humana”, por lo que una cosa es el control y otra que no se pueda hacer nada. “Yo creo hay que buscar un equilibrio”.

Sobre las criticas que ha recibido la CHE en Miranda de Ebro, donde se anegaron calles y los bajos de algunas casas, ha recordado que las inundaciones son consecuencia de la naturaleza, que las previsiones de caudal estuvieron muy cercanas a las registradas (unos 1.000 metros por segundo) y que no fueron consecuencia del desembalse de los pantanos. EFEverde




Secciones:            

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies