TAJO MONFRAGÜE

Junta Extremadura: la presencia de helecho de agua en el Tajo no afecta a la biodiversidad

Monfragüe Tajo- Imagen de archivo Monfragüe Tajo. Foto Marta Martínez

La presencia de la planta invasora Azolla, conocida como “helecho de agua” en el Tajo, dentro del Parque Nacional de Monfragüe, es habitual desde hace más de una década y en este período no se ha detectado impacto sobre la biodiversidad ni la economía de las localidades próximas, según la Consejería para la Transición Ecológica y Sostenibilidad.

La presencia del helecho de agua, superior a la que es habitual, había sido destacada en redes sociales, entre otros, por el que fue director de la Agencia Extremeña de Medio Ambiente Francisco Castañares, que indicó que nunca pensó “que vería Monfragüe así, víctima del abandono, la desidia y el desconocimiento”.

Añadía que esta planta “asfixia el agua y mata toda la vida que hay en el interior del principal ecosistema que da vida al Parque: el río Tajo y sus afluentes”.

Por su parte, la Consejería ha dicho a Efe el helecho de agua “aparece de manera recurrente” en diversos tramos del río Tajo, su presencia es estacional y está ligada a la humedad y la temperatura de esta época, junto con los aportes de contaminación difusa al medio acuático, procedente de la actividad humana.

Asegura que este helecho flotante, de poca masa vegetal, una vez que ha desarrollado su ciclo, muere y desaparece.

La Consejería explica que, desde 1982 que se tiene constancia de su presencia en el Guadiana, se han desarrollado diversos trabajos consistentes en la valoración de la amenaza y medidas de control, así como protocolos de prevención, detección temprana y erradicación.

Estudios en la cuenca del Tajo

Igualmente, se han realizado diversos estudios en la cuenca del río Tajo para evaluar los efectos de su presencia en la calidad del agua y comunidades vegetales y animales, sí como otros relacionados con el sistema reproductor de la planta para evitar su dispersión.

En cuanto a su extracción, detalla que los resultados obtenidos en otras experiencias llevadas a cabo España y otras partes del mundo, indican que tanto la extracción mecánica como manual no son efectivas a largo plazo pues la debilidad de esta especie hace que se rompa con facilidad formando numerosos y pequeños fragmentos que pueden rebrotar con facilidad.

Además, añade que la extracción en estos momentos, desde el punto de vista técnico y ambiental, afectaría a determinadas especies protegidas que se encuentran en su época de reproducción y cría. EFE

Más información y noticias sobre EEI_acuaticas en www.lifeinvasaqua.com




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com