ESPECIES AMENAZADAS

Preocupación en Ecuador por el retroceso poblacional del cóndor andino

Cóndor andino Imagen del cadáver del cóndor "Iguiñaro". EFE/ Ministerio del Ambiente y Agua

La reciente muerte de un cóndor andino ha reactivado la preocupación en Ecuador por el retroceso de la población de esta emblemática especie, que ha perdido unos veinte ejemplares desde 2018, año en que un censo reveló que habían 150.

Doménica Enríquez.- El pasado 11 de septiembre, cerca del Parque Nacional Cotopaxi, hallaron sin vida a Iguiñaro, un cóndor andino que heredó el nombre de la comunidad donde lo rescataron herido en abril pasado tras haber recibido el impacto de perdigones.

Tras un mes de cura y rehabilitación, los expertos le colocaron un rastreador y lo liberaron en la reserva de Chakana.

Una muerte llena de incógnitas

“Iguiñaro es un viejo que sabe mucho, que comprendía en dónde se había metido y qué es lo que le había pasado. Un viejo que había recorrido los caminos de su vida y que al momento de llegar con nosotros estaba totalmente aferrado a volver”, dijo en su momento Alan García, quien lo alimentó y vigiló en el Zoológico de Quito.

Los expertos desconocen aún las causas de la muerte de este cóndor adulto, pero la necropsia reveló “lesiones en las patas y musculatura disminuida”, dijo a Efe Andrés Ortega, el veterinario que recibió su cadáver.

El cóndor estuvo “muy débil y caminó mucho tiempo”, explicó Ortega antes de señalar que, por las lesiones, “el cóndor prefería estar mucho tiempo en el piso; no pudo conseguir comida y eso, probablemente, agravó su estado”.

“Todo el equipo del Zoológico de Quito siente una profunda pérdida y dolor al mirar las imágenes de Iguiñaro muerto después de tres meses de su liberación. Se nos termina el tiempo, la lucha por los cóndores no puede esperar, cada vez está más cerca que esta especie deje de volar”, alertó el Zoológico en Twitter.

La dramática situación del cóndor

Un censo de 2018 contabilizó en Ecuador unos 150 cóndores andinos, pero los expertos temen que una veintena haya muerto.

“Hasta ahora se han identificado cuatro eventos de envenenamiento en el que se estima que murieron entre 15 y 20 cóndores y 3 eventos de mortalidad causados por cacería, específicamente”, comentó a Efe el Coordinador de proyectos de la Fundación Cóndor Andino Ecuador, Fabricio Narváez.

Para ejemplificar la “dramática situación” de los cóndores, Narváez convirtió los datos a cifras humanas: de diciembre de 2018 a septiembre de 2019 “se estima ha muerto el 13 % de la población de cóndor andino en Ecuador, lo que equivaldría a que, en menos de dos años, se hubiera exterminado a 2.210.000 ecuatorianos”.

“A ese ritmo se podría acabar con toda la población de Ecuador en 7 años”, alertó.

“En esta misma lógica, cada individuo de cóndor andino que muera en el país equivaldría a la muerte de 114.000 ecuatorianos”, anotó al aseverar que para una especie con solo 150 individuos, “cada uno de ellos es vital para garantizar su supervivencia, más aún si forman parte de una pareja reproductiva”.

Un emblema nacional

Perder un macho adulto es desarticular una pareja reproductiva, desequilibrar la estructura poblacional de la especie y desacelerar su ya muy afectada dinámica de recuperación poblacional.

Por su parte, el ministro de Ambiente, Paulo Proaño, recordó que el cóndor no solo está en el escudo nacional, sino que tiene un aspecto cultural crucial en la sociedad andina.

“Se dice que cuando los humanos observan cóndores es porque se avecina un buen período de lluvias, de fertilidad, abundancia, de vida, de sabiduría, eternidad para el espíritu humano”, dijo.

Cóndor andino

El cadáver del cóndor Iguiñaro. EFE/ Ministerio del Ambiente y Agua

En la lista roja

Al tener una población mundial de poco más de 6.000 individuos, explica Narváez, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) lo tiene en la lista roja de especies y “lo considera una especie casi amenazada”, una categoría que es mayor “en cada país debido a los estimados que se tienen del número de individuos en los diferentes territorios”.

Y por ello, en Ecuador, con 150 individuos, la especie está considerada “en peligro de extinción”, dijo antes de recordar que atentar contra especies amenazadas, en peligro de extinción y migratorias se sanciona con hasta tres años de cárcel.

El país inició en 2012 un proyecto de investigación y monitoreo ecológico de este ave que maneja la Fundación Cóndor Andino Ecuador, en el que se han marcado con bandas alares a unos 16 cóndores, a trece de los cuales los monitorean a través de rastreadores satelitales para identificar áreas de vuelo, de acción y nidos.

Salvar al cóndor

En 2018, el Grupo Nacional de trabajo de Cóndor andino (GNTCA) liderado por el Ministerio de Ambiente actualizó el Plan de Acción para la conservación del Cóndor Andino (PACCAE), que tiene un cronograma de ejecución para diez años.

Este plan busca mantener en crecimiento la población del cóndor andino mediante acciones relacionadas con investigación y monitoreo; manejo in situ y restauración de hábitats, así como manejo ex situ y refuerzo de población silvestre.

Además, sensibilización, comunicación, divulgación, capacitación y participación de la población en procesos de educación ambiental y gestión y fortalecimiento institucional para garantizar que este ave no sólo sea parte de uno de los emblemas patrios de Ecuador. EFEverde




Secciones:        
Redactora de la Agencia EFE, adscrita al departamento de EFEverde. Licenciada en Ciencias de la Información, año 1989 Fecha de nacimiento: 21 septiembre 1966 Lugar de nacimiento: Madrid