PREMIOS JAIME I

El premio Jaime I de Medio Ambiente alerta de la destrucción de hábitats

  • En una entrevista con Efe, el científico ha asegurado que “estamos jugando con el clima planetario y cambiando tanto la distribución de las temperaturas como los regímenes de precipitación”, lo cual produce un impacto “muy importante” en la biodiversidad.

El premio Jaime I de Medio Ambiente alerta de la destrucción de hábitats El 5 ó 10 % de las 230 especies de mariposas en España peligran por destrucción hábitat.EFE/UAM

EFEverde.- El investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Miguel Bastos, premio Jaime I 2016 en la categoría de Protección del Medio Ambiente, ha alertado del "difícil momento" que atraviesa la biodiversidad por "la destrucción de hábitats a una escala global".

En una entrevista con Efe, el científico ha asegurado que “estamos jugando con el clima planetario y cambiando tanto la distribución de las temperaturas como los regímenes de precipitación”, lo cual produce un impacto “muy importante” en la biodiversidad.

Según Bastos, esta situación no actúa de una manera aislada, sino que interactúa con todas las presiones de índole humana que ya existían y que siguen en aumento, dado que la población mundial va camino “de los nueve mil millones: una cifra sin precedentes en la historia del planeta”.

“Es un honor y un placer haber recibido el premio Jaime I en la categoría medioambiental, el cual es compartido por mi equipo de trabajo porque el resultado ha sido fruto de un esfuerzo colectivo”, ha señalado el científico, quien apunta que lleva casi 20 años trabajando para comprender los efectos del cambio climático en la distribución de la fauna y la flora en el planeta.

Modelos para estudiar efectos calentamiento

Bastos y su equipo han desarrollado una serie de métodos con la intención de estudiar los efectos del calentamiento en la distribución tanto de las poblaciones de animales como de plantas, y muchos de ellos son una referencia internacional para este tipo de investigaciones.

Estos métodos o “modelos de nicho ecológico” -como se conocen científicamente- estudian cómo las variables ambientales afectan a la distribución de especies.

Los modelos de Bastos se han empleado también para comprender la extinción de los mamuts en el pasado, y sus consecuencias para los seres humanos.

Otro de los usos ha sido la aportación de información sobre la mejor estrategia para la reintroducción del lince ibérico bajo un escenario de cambio climático.EFEverde




Secciones:                    
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com