NATURALEZA HOMENAJE

Poza (Burgos) recuerda a Félix Rodríguez de la Fuente aniversario nacimiento

  • En un día frío pero luminoso, son los más jóvenes los que más disfrutan de una programación diseñada por el Ayuntamiento de la localidad para recordar al naturalista, que hoy hubiera cumplido 87 años y falleció en un accidente de helicóptero hace 35.

Poza (Burgos) recuerda a Félix Rodríguez de la Fuente aniversario nacimiento Felix Rodríguez de la Fuente, naturalista, zoologo y antropólogo.

El espíritu de Félix Rodríguez de la Fuente (1928-1980) uno de los primeros naturalistas españoles, cuando el término aún no estaba acuñado, ha regresado hoy a las calles en las que jugó de niño, en su localidad natal de Poza de la Sal (Burgos).

En un día frío pero luminoso, son los más jóvenes los que más disfrutan de una programación diseñada por el Ayuntamiento de la localidad para recordar al naturalista, que hoy hubiera cumplido 87 años y falleció en un accidente de helicóptero hace 35.

Una jornada de puertas abiertas en el espacio medioambiental y rutas por la localidad son las principales atracciones, entre las que destaca desde primera hora de la mañana un grupo de chavales, acompañados por monitores y algunos adultos curiosos, que buscan pájaros.

A media mañana ya habían identificado más de una docena de tipos distintos de aves, aunque su objetivo es superar la marca del año pasado, cuando llegaron a localizar una treintena.

De esta manera, se pretende despertar en los más pequeños la misma pasión que tuvo Rodríguez de la Fuente por los animales y, en especial, por las aves para lo que, además de la observación, se ha organizado un taller de manualidades donde esta tarde podrán realizar con material reciclado su propio “Gran Duque”, como llamaba Félix al búho real.

Desde muy joven

En la biografía de Rodríguez de la Fuente escrita por Benigno Varillas se destaca su capacidad de observación de la naturaleza desde muy joven y su interés por las aves.

De hecho, era por estas fechas, cerca de Semana Santa, cuando veía cada año un buitre diferente a los demás, con plumaje blanco y negro, no marrón como el de los leonados, y que tenía la cara amarilla.

En Poza de la Sal y entre otros lugares llamaban a este buitre baribañuela.

En declaraciones a Efe, el alcalde de Poza de la Sal, José Tomás López, ha explicado que, aprovechando el aniversario del nacimiento de Rodríguez de la Fuente, se pretende que vecinos y turistas “sigan las huellas de Félix en su villa natal” y conozcan su infancia y el entorno que despertó en él su pasión por el medio ambiente.

Por eso, además de la visita gratuita al espacio medioambiental, el Ayuntamiento ofrece a los visitantes el itinerario urbano “Tras las huellas de Félix” con un total de nueve paneles, siete en el casco histórico de la villa y dos en el Páramo, que recorren los lugares que marcaron la infancia de Félix.

Un nuevo espacio

José Tomás López señala que, de esta manera, se pueden conocer curiosidades y “correrías de Félix con sus amigos de infancia” en Poza que ellos mismos denominaban “Cuadrilla Dios te libre”.

Los vecinos de Poza de la Sal se sienten orgullosos de ser del mismo pueblo de Félix Rodríguez de la Fuente y reivindican con frecuencia su figura.

De hecho, el alcalde cuenta que el consistorio trabaja en la ampliación y mejora del espacio medioambiental que lleva el nombre del célebre naturalista y que podría estar terminado la próxima Semana Santa o, “en todo caso, antes del verano”.

El alcalde ha detallado que el nuevo espacio tendrá tres zonas diferenciadas que comenzarán presentando la figura de Félix Rodríguez de la Fuente, quién fue y cómo contribuyó a despertar la sensibilidad ambiental de nuestra sociedad.

En un segundo apartado se mostrarán los “Cielos de Poza” con reproducciones de fauna a tamaño real mostrada en tres grandes cajas de luz que simulan el cielo y explicadas a través de la propia vo z de Félix gracias a diverso material audiovisual.

La última zona del museo estará dedicada a reflexionar sobre la evolución del medio ambiente y su defensa desde los tiempos de Félix Rodríguez de la Fuente. EFE

 




Secciones: