ALMARAZ UE ESPAÑA

Portugal retira la denuncia a España sobre el vertedero nuclear de Almaraz

Portugal retira la denuncia a España sobre el vertedero nuclear de Almaraz Portugal retira la denuncia a España sobre el ATI de Almaraz.EFE

España y Portugal han alcanzado un "acuerdo amistoso" sobre el vertedero nuclear de Almaraz, en Extremadura, de forma que Lisboa retirará la denuncia presentada ante la Comisión Europea (CE) anunció hoy el Ejecutivo comunitario.

A cambio, España “compartirá con Portugal toda la información pertinente en materia medioambiental y de seguridad nuclear y la facilitará, en caso necesario, con vistas a garantizar que el proyecto no tenga repercusiones significativas en el territorio portugués”, informó la CE en un comunicado.
Se inicia así “un proceso de consulta y diálogo constructivos que resuelva la controversia planteada por la construcción de un almacén de residuos nucleares en la central nuclear de Almaraz“, indicaron en un comunicado conjunto el presidente de la CE, Jean-Claude Juncker, el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, y el primer ministro portugués, António Costa.

Visita a la central

“Tan pronto como sea posible” se organizará “una visita de las autoridades portuguesas a la central con objeto de presentarles la tecnología y las características de seguridad previstas”, añade el texto del acuerdo.
En esa visita participarán “representantes de alto nivel” de la Comisión Europea, acordaron Madrid y Lisboa, que se comprometen también a no emitir ni ejecutar “la autorización para comenzar las operaciones del almacén de residuos nucleares hasta que las autoridades portuguesas hayan examinado la información pertinente”.
Tanto la visita como el intercambio de información tendrán lugar en los próximos dos meses” y hasta entonces España “se abstendrá de tomar cualquier medida que pueda considerarse irreversible”, sino que dedicará ese tiempo a “tomar en consideración, de buena fe y con espíritu constructivo, toda reserva legítima expresada por Portugal”.
“La visita y el proceso de consulta permitirán a las partes analizar y tomar en consideración las reservas legítimas que suscita el proyecto y adoptar medidas proporcionadas para disiparlas”, agrega el texto del acuerdo.
El acuerdo amistoso, al que ha contribuido la mediación del Ejecutivo comunitario, es “el inicio de un proceso de confianza entre dos socios”, señaló el portavoz jefe de la Comisión Europea, Margaritis Schinas.
Más adelante se decidirá si será España o Portugal quien corra con los gastos de que eventualmente se necesite realizar un informe de impacto medioambiental del proyecto, agregó la portavocía de la CE. Efeverde




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com