CONSERVACIÓN RAPACES

Trasladan dos polluelos de águila pescadora a Valencia para su reintroducción

© Conselleria balear de Medio Ambiente y Territorio

La Conselleria balear de Medio Ambiente y Territorio ha trasladado dos polluelos de águila pescadora (Pandion haliateus) nacidos en las islas a Valencia, en el marco de un programa de reintroducción de esta rapaz en dicha comunidad autónoma.

Las aves, una de ellas nacida en Menorca y la otra en Cabrera, viajaron el martes a Valencia en el marco del proyecto de reintroducción de esta especie, que tiene por objetivo aumentar su resiliencia, garantizar su supervivencia a largo plazo, conectar las poblaciones valencianas con las baleares y conseguir consolidar la reproducción de esta especie en la costa valenciana, ha detallado el departamento autonómico este miércoles en un comunicado.

El Consorcio de Recuperación de Fauna de Baleares (Cofib) preparó el traslado de los dos ejemplares durante las últimas semanas y los ha marcado con anillas identificativas. Ambos polluelos han seguido un programa de alimentación y controles veterinarios que aseguran su estado óptimo para formar parte del programa.

Dos polluelos de águila pescadora

© Conselleria balear de Medio Ambiente y Territorio

Los polluelos, de 33 y 39 días de vida, han sido enviados al Parque Natural Marjal de Pego-Oliva. Una vez allí serán criados mediante la técnica del “hacking”, que consiste en alimentar los pollos dentro de grandes jaulas sin que vean a los cuidadores, simulando la vida en el entorno natural.

Permanecerán en las instalaciones hasta que empiecen a hacer las primeras prácticas de vuelo y estén en condiciones de volar.

Los ejemplares seleccionados para este proyecto son los que nacen en tercer lugar en cada nido, puesto que son los que menos oportunidades tienen de sobrevivir. El motivo es la competencia que hacen los hermanos mayores por el alimento que traen los padres, que supone que menos de un 10 % de los terceros polluelos sobrevivan más de dos semanas y, en consecuencia, los ejemplares que llegan a ser adultos son muy pocos.

Medio Ambiente ha destacado que, colaborando con este proyecto, se da salida a los pollos con pocas posibilidades de sobrevivir en la naturaleza, a la vez que se refuerza la población de esta especie.

Este es el tercer año que la Conselleria de Medio Ambiente colabora con este proyecto. El año pasado un ejemplar joven de águila pescadora ya viajó a Valencia en el marco de este proyecto y en 2019 fueron enviados los dos primeros.

El Servicio balear de Protección de Especies agradece la colaboración de la Societat Ornitològica de Menorca, del Parque Nacional de Cabrera, la Delegación de Gobierno y el Servicio de Agentes de Medio Ambiente, que han colaborado en esta iniciativa. EFEverde

 




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com