CONSERVACIÓN AVES

La población de cerceta pardilla, un pato amenazado, se recupera en 2021

Una hembra de cerceta pardilla con sus pollos. © Oscar Aldeguer

La población de cerceta pardilla (Marmaronetta angustirostris) en España ha superado las 700 crías en 2021, el mejor registro en la última década, según los datos del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco), que ha contabilizado 105 hembras y 759 pollos durante la época de cría.

Según el grupo de trabajo de la cerceta pardilla, que se ha reunido este miércoles en Fuente de Piedra (Málaga) para presentar los datos de población de la especie más recientes, las 105 hembras y las 759 crías contabilizadas se encuentran principalmente en Andalucía (50,4 %) y Comunidad Valenciana (38,1 %), además de en Baleares y Castilla-La Mancha, con 9 y 3 hembras reproductoras respectivamente.

EL PATO MÁS AMENAZADO DE EUROPA

Así, la población reproductora de está anátida amenazada en 2021 muestra una tendencia creciente, con cifras que no se habían detectado en los últimos 10 años.

Esta situación resulta especialmente esperanzadora tras el grave declive registrado en la década de 2010, que impuso la declaración oficial de la especie en situación crítica en 2018.

Estos resultados son aún más destacables teniendo en cuenta la escasez de agua en los humedales naturales de Andalucía durante la primavera y verano de 2021, debido a que el nivel de lluvias ha sido sensiblemente inferior a otros años hidrológicos, según el análisis del Miteco.

MARCAJE CON GPS

Entre las acciones que se han realizado para mejorar el conocimiento de esta especie destaca el marcaje de cercetas pardillas con emisores GPS. Desde 2018 se han colocado 60 emisores en la Comunidad Valenciana, 45 emisores en Andalucía y 7 en Castilla-La Mancha.

Estos dispositivos han permitido identificar las principales causas de mortalidad: la depredación por parte de fauna silvestre y por gatos domésticos asilvestrados, así como el disparo con arma de fuego.

RESTAURACIÓN DE HUMEDALES

Otra de las principales líneas de trabajo es la restauración de los humedales prioritarios para la especie, que constituyen sus zonas de descanso y alimentación, y determinan la selección de hábitat ejercida en distintos períodos.

En este sentido, en 2021 se han realizado inversiones para el manejo controlado de los niveles y calidad de las aguas, como el de la Dehesa de Abajo (Sevilla), la recuperación ecológica de terrenos en Trebujena (Cádiz) y Marjal dels Moros (Valencia), o la adquisición de la Finca El Espigar (Alicante).

Además, la cría en cautividad ha seguido ofreciendo unos resultados muy favorables en la Reserva Natural Concertada Cañada de los Pájaros (Andalucía), los centros de cría gestionados por la Generalitat Valenciana y en el Parque Nacional de las Tablas de Daimiel.

Estos centros andaluces y valencianos han propiciado la liberación de un total de 860 aves este año en cinco humedales de Andalucía, cuatro de la Comunidad Valenciana y uno de Castilla-La Mancha.

LIFE CERCETA PARDILLA

Esta ave amenazada es la protagonista del programa LIFE Cerceta Pardilla de la Unión Europea -coordinado por la Fundación Biodiversidad del Miteco hasta 2025-, que pretende mejorar el estado de conservación de 3.000 hectáreas de humedales para revertir el riesgo de extinción de la especie. EFEverde




Secciones:                
EFEverde, la plataforma global de periodismo ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com