ARAGÓN ENERGÍA BIOMASA

Autorización ambiental para la planta de biomasa de Monzón en Huesca

  • Según Solmasol, empresa promotora, la salud “no se verá afectada” por la actividad de la planta con las medidas de protección establecidas

Autorización ambiental para la planta de biomasa de Monzón en Huesca Inaga confirma la autorización ambiental a la planta de biomasa de Monzón. EFE/Nacho Gallego

Efeverde.- El Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (Inaga) ha resuelto favorablemente la revisión de la autorización ambiental integrada del proyecto de planta de biomasa de Monzón tras un completo análisis del expediente que incluye el pronunciamiento favorable de la Dirección General de Salud Pública.

Según informa la empresa Solmasol, promotora del proyecto, durante el año y medio que ha durado la revisión de la autorización ambiental, el expediente ha sido sometido a un “exhaustivo” estudio que ha dado cabida al análisis de las alegaciones presentadas.

Con esta afirmación, la empresa sale al paso de las reiteradas denuncias y recursos interpuestos por Ecologistas en Acción y la Plataforma de Oposición a la Planta Incineradora de Monzón contra un proyecto que, según afirman, provocará grave riesgo a los vecinos de la población debido a su cercanía al casco urbano.

La empresa señala en su escrito que para lograr la revisión de la autorización ambiental se han presentado estudios de dispersión de las emisiones y de las inmisiones en la localidad, del balance energético de la planta y de cuestiones referidas al acceso del tráfico rodado.

La revisión del Inaga incorpora medidas ambientales adicionales como la instalación de un filtro de tela que, según los promotores, conseguirá un rendimiento superior al 99,95 por ciento en la retención de emisiones de partículas.

Además, se limita el combustible utilizable para la producción de energía a la denominada “biomasa virgen”, es decir, la que no ha sido tratada previamente con fitosanitarios y biocidas.

De esta forma, añade la empresa, se elimina la posibilidad de emisión de compuestos orgánicos persistentes a la atmósfera como benzopireno, furano o dioxinas.

La resolución establece, sin embargo, “umbrales” para el control de estas partículas, con el requerimiento de mediciones periódicas por parte de organismos de control acreditados.

Compatible con la calidad del aire

En su comunicado, la empresa destaca, por otra parte, que el informe favorable de la Dirección General de Salud Pública del Gobierno aragonés precisa que la salud humana “no se verá afectada” por la actividad de la planta con las medidas de protección establecido.

El estudio de inmisiones evidencia, subraya Solmasol, que la planta de biomasa es “compatible” con el cumplimiento de los límites de calidad del aire en el entorno y en particular en las zonas residenciales próximas.

La empresa reitera, en respuesta a las críticas ecologistas, que el proceso no prevé la utilización de un sistema de incineración sino de combustión lenta de biomasa, que se deposita en una caldera para calentar el agua, producir vapor y mover la turbina del generador de energía eléctrica.

Añade que la creación de empleo, las inversiones en el territorio y las ventajas globales de las energías renovables son “los aspectos más destacados de la generación de energía limpia mediante biomasa”. Efeverde




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies