NATURALEZA AGUA

Los ecologistas denuncian planes de extracción de agua en el estuario del Guadiana para nuevos regadíos

© WWF España

ANP|WWF Portugal y WWF España han denunciado los planes de ambos países de aumentar las extracciones de agua en el estuario del Guadiana para alimentar los nuevos regadíos en Huelva y el Algarve sin determinar los caudales necesarios para asegurar la conservación de sus aguas.

Según han informado este martes las organizaciones ecologistas en un comunicado, ambos países pretenden sortear el acuerdo internacional vigente para la gestión de las aguas transfronterizas del Convenio de Albufeira y al margen de sus obligaciones de cumplir con el buen estado del estuario, como establece la Directiva Marco del Agua.

En el caso de España, han dicho, las intenciones son consolidar y aumentar el uso de la captación de Bocachanza, justo aguas abajo de la presa del Chanza, en su confluencia con el Guadiana y muy cercana a la nueva toma portuguesa en Pomarão.

En el de Portugal, la nueva captación ha sido incluida en el Plan Regional de Eficiencia Hídrica de la región del Algarve con una inversión prevista de 55 millones de euros hasta 2025 para aumentar la oferta de recursos hídricos para el Sotavento (levante) Algarvio, según las organizaciones ecologistas.

Todo ello para dar respuesta a la expansión de las zonas de regadío intensivo a ambos lados de la frontera sur entre los dos países, particularmente por los cultivos bajo plásticos de fresas y los frutos rojos, y las plantaciones de aguacates y cítricos en la región portuguesa del Algarve y en la provincia de Huelva.

“Tanto España como Portugal pretenden acometer dichas infraestructuras con el apoyo de los Fondos Europeos de Recuperación vulnerando los principios de sostenibilidad y mejora ambiental que persiguen dichas inversiones europeas”, han apuntado.

Asimismo, han señalado que “esta gestión de las aguas transfronterizas del Guadiana no ha sido acordada formalmente entre España y Portugal al amparo del Convenio de Albufeira, ni tampoco a través de los acuerdos informales entre la Confederación Hidrográfica del Guadiana y Junta de Andalucía”.

Una consecuencia es que el tramo final del Guadiana transfronterizo es el único que no tiene definido un régimen de caudales ecológicos semanales, trimestrales y anuales acordados en el marco del Convenio Internacional de Albufeira.

ANP|WWF y WWF España han reclamado a las administraciones públicas de ambos países que se pongan de acuerdo, al amparo del Convenio Internacional de Albufeira, para estimar los recursos reales disponibles del tramo bajo del Guadiana. EFEverde

 




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com