EEUU MEDIOAMBIENTE

Un plan busca mejorar la calidad del humedal de Los Everglades (EE.UU.)

Lago Okeechobee en Canal Point, Florida, (EE.UU.). EFE/CRISTOBAL HERRERA/ARCHIVO

Un plan hidrológico a desarrollar en los próximos diez años buscará, entre otros beneficios, reducir la descarga de agua del lago Okeechobee al estuario del río St. Lucie, en la costa este de Florida (EE.UU.), y mejorar la calidad del humedal de Los Everglades y del propio lago.

Mejorar la calidad del humedal de Los Everglades 

Denominado “Alternative CC” (Alternativa CC), el plan beneficiará también la calidad del agua y el combate a la floración de algas tóxicas, además de facilitar un mayor flujo de agua hacia el sur del estado y, durante la estación de lluvias, a partes del oeste de la península, anunció el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos.

También servirá para que el río Caloosahatchee, en la costa suroeste del Golfo de Florida, reciba más agua, de ser necesaria, durante la estación seca, factores todos ellos que supondrán, según el Cuerpo de Ingenieros, una mejora general del sistema, recogió el canal WPTV.

“Hoy tenemos el resultado por el que hemos estado trabajando durante años, pero está lejos de ser” la respuesta final, por lo que “no podemos dejar de pisar el acelerador”, dijo hoy el congresista Brian Mast.

En ese contexto, Mast dejó claro que “la costa este ha hecho un compromiso tras otro, y no aceptaremos más descargas que dañen a nuestras comunidades mientras no recibamos ningún beneficio”, según el canal televisivo.

Este y otros legisladores del estado han solicitado al Cuerpo de Ingenieros que se canalice más agua hacia el sur y se reduzcan significativamente las descargas dañinas a las costas este y oeste.

Amenazas para Los Everglades 

Según Mast, el plan “Alternative CC” eliminaría cerca de dos tercios de todas las descargas del lago Okeechobee, el mayor de agua dulce del estado, al estuario de St. Lucie y triplicaría los flujos de agua hacia el sur y Los Everglades.

Las descargas controladas de agua procedente de este lago han causado la proliferación de algas tóxicas en varios estuarios.

Y los Everglades, el enorme humedal localizado en el sur de Florida, se encuentra amenazado tanto por la alarmante salinización de sus acuíferos, a consecuencia del aumento del nivel de mar, como por las descargas controladas de agua contaminada del lago Okeechobee en ríos y estuarios.

En abril pasado, el gobernador de Florida, Ron DeSantis, anunció un importante acuerdo con el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de EE.UU. para la construcción este año de un embalse en una zona del humedal de los Everglades, vital para eliminar miles de litros anuales de contaminantes de las descargas del lago Okeechobee.

La utilización de una gran superficie de terreno cerca del lago Okeechobee, con el fin de almacenar agua y no canalizarla hacia los estuarios, serviría para eliminar miles de litros anuales de fósforo y nutrientes contaminantes que se vierten del lago hacia otros puntos del estado.

“Firmar este acuerdo significa que estamos un paso más cerca de mover más agua limpia hacia el sur a través de Los Everglades y reducir las descargas dañinas del lago Okeechobee hacia los estuarios de Caloosahatchee y St. Lucie”, dijo recientemente DeSantis.

El objetivo es, ya limpias las aguas, garantizar que estas se canalicen hacia el sur, al centro del humedal, y de allí al Parque Nacional de Los Everglades y la bahía de Florida, dentro de un plan general que incluye la eliminación de elementos en la autopista Tamiami Trail, de 276 millas (443 kilómetros), que obstaculizan el flujo del agua dulce hacia el sur. EFEverde

 




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com