RESIDUOS AGRARIOS

El Plan Estatal de Residuos se quedó “escaso” con la agricultura, según gestores

  • Residuos  como trampas de insectos, semilleros o tuberías de riego no son gestionados en la actualidad

  • La empresa de gestión de envases Sigfito reclama una “flexibilización” de la normativa y autorización para ampliar el sistema

El Plan Estatal de Residuos se quedó Invernaderos en Adra (Almería). EFE/J.J. Guillén

Efeverde.- El Plan Estatal Marco de Gestión de Residuos de 2015 (Pemar) "se quedó escaso" en el compromiso con el reciclaje de residuos agrarios como trampas, guantes, mascarillas o plásticos de invernadero, hasta ahora sin gestionar.

Así lo ha puesto de manifiesto en una entrevista con Efe Rocío Pastor, directora general de Sigfito, la empresa que gestiona los envases de fitosanitarios y de algunos fertilizantes que se usan en agricultura.

Plan Estatal Marco de Gestión de Residuos

Para Pastor, fue “muy bueno” que el Pemar reconociera la idiosincrasia y particularidad del sector agrario, “pero echamos en falta que se comprometiera en algo más, en particular en estudiar la manera de gestionar esos otros residuos”.

El Consejo de Ministros aprobó en noviembre de 2015 el Plan Estatal Marco de Gestión de Residuos para el periodo 2016-2022, que estableció las líneas estratégicas y las medidas necesarias para avanzar hacia la denominada “economía circular” e impulsar la preparación para la reutilización y el reciclado.

Sin embargo, esa normativa refleja bien el problema con algunos residuos generados en agricultura como bandejas de semilleros, tuberías para riego, plásticos o trampas para insectos, que en la mayoría de los casos son abandonados en el campo una vez en desuso.

“Es una cuestión de voluntad política”, ha enfatizado Pastor, quien ha abogado por la creación de un grupo de trabajo que ponga sobre la mesa los problemas de los residuos agrarios “para ir atajando los problemas”.

El papel del agricultor y del gestor

Los agricultores tienen que hacerse cargo del reciclaje de sus residuos gestionándolos ellos mismos, y de hecho “tienen muy buena disposición”.

Sin embargo, “se trata de facilitarles la clasificación de los residuos que generan” y en este sentido los sistemas de recogida integrados  son la solución “más fácil, sencilla y clara” para que el agricultor cumpla con sus obligaciones, ha recordado Rocío Pastor.

Invernaderos en Adra (Almería). EFE/J.J. Guillén

Invernaderos en Adra (Almería). EFE/J.J. Guillén

Algunos ejemplos

Se ha referido a la experiencia piloto que Sigfito lleva a cabo en Cataluña para la recogida de trampas de insectos, “una herramienta muy buena desde el punto de vista del medio ambiente, porque capta los insectos en lugar de matarlos”.

Sin embargo, ha matizado, esta trampa “no es un envase y no podemos gestionarla, por lo que reclamamos que se nos conceda autorización para ampliar el sistema con algún acuerdo voluntario”.

Lo mismo ocurre con el sobrante del producto fitosanitario que queda en las cubas de aplicación. Para tratarlos los agricultores lo vierten sobre una lona que después hay que gestionar, “por lo que se encuentran con el problema de qué hacer luego con esa lona”, ha añadido Pastor.

“Nuestro espejo es Francia, un país con una agricultura muy potente y desarrollada y una percepción común de ciudadanos, administración y agricultores sobre la necesidad de respetar el medio ambiente a través de soluciones colectivas”, ha señalado.

Una normativa muy rígida

La directora general de Sigfito ha abogado también por una “flexibilización” de la normativa de gestión de residuos agrícolas, que, a su juicio, es “muy rígida y exagerada de cumplir”.

“Son normas fáciles para una industria grande e incluso para otras que, aún siendo pequeñas, están en un polígono rodeadas de otras empresas, pero difíciles para un agricultor propietario de una pequeña explotación alejada de cualquier núcleo”, ha insistido.

Y entre los retos de la empresa que dirige, Rocío Pastor ha destacado la necesidad de “seguir manteniendo las 17 autorizaciones” en las correspondientes comunidades autónomas, que le permitirá seguir dando el servicio que presta en la actualidad.

En la actualidad, Sigfito recicla el 95,4 por ciento de todos los envases de plásticos que recoge y en cuanto a los de papel cartón, un 4,6 por ciento de los recogidos se destina a valorización energética, es decir, a su incineración para la recuperación de energía. EFE




Secciones:            
Redactora de la Agencia EFE, adscrita al departamento de EFEverde. Licenciada en Ciencias de la Información, año 1989 Fecha de nacimiento: 21 septiembre 1966 Lugar de nacimiento: Madrid

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies