MEDIO AMBIENTE

Descubren poblaciones extintas de pinsapos en la Sierra de las Nieves

EFE/Carlos Díaz/Archivo

Investigadores del departamento de Análisis Geográfico Regional y Geografía Física de la Universidad de Granada han descubierto restos de poblaciones extintas de pinsapos y otras especies arbóreas en el Parque Sierra de las Nieves, en la serranía malagueña de Ronda.

Los investigadores han presentado los primeros datos de la composición holocena, desde el final del Pleistoceno hace aproximadamente 11.500 años hasta la actualidad, de los bosques de montaña en el Parque Sierra de las Nieves, en la provincia de Málaga.

Los resultados de esta investigación forman parte del proyecto de investigación Paleopinsapo dirigido por el catedrático de Geografía Física de la UGR José Gómez Zotano.

La información obtenida resulta de la aplicación, por primera vez, del método pedoantracológico (análisis de los restos de carbón naturalmente presentes en el suelo) en diez enclaves del espacio natural protegido.

La búsqueda e identificación de los fragmentos de carbón recuperados y su posterior datación radiocarbónica han permitido una primera aproximación paleoecológica al ámbito de estudio.

Entre los principales resultados destaca el hallazgo de la primera paleolocalidad (antigua población) de pinsapar en el parque, así como de pinar resinero (ambas en las inmediaciones del paraje Fuenfría Alta).

Igualmente, sobresale la constatación de la antigüedad en el tercio superior del macizo de los bosques relictos (vestigios de un bosque más extenso en el pasado) en peligro de extinción del quejigo de montaña (Quercus alpestris) a partir de la información colectada en el enclave Puerto de los Valientes.

Muy destacado ha sido, igualmente, el hallazgo de carbón de Pinus sp. en este enclave lo que, unido a la intensidad de la señal referente a los sabinares rastreros, permite suponer que en el pasado pudo existir un cinturón arbolado en mayor o menor grado integrado por una conífera arbórea distinta del pinsapo (Abies pinsapo).

Por otra parte, la información colectada en su conjunto apunta a una posible extensión más amplia de los bosques en el pasado y a una mayor significación en su composición de algunas especies hoy muy puntuales, como serbales, arces, tejos y fresnos.

Se evidencia asimismo la aparición o desaparición de determinadas formaciones arbóreas en función de la alternancia de ciclos climáticos húmedos o secos y fríos o cálidos, caso, por ejemplo, de las formaciones de Quercus en Fuenfría Alta o Cañada de Enmedio, ha informado este jueves la UGR. EFEverde

 

Te puede interesar:

La Sierra de las Nieves se convierte en el decimosexto parque nacional

 




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com