PAPEL ECOLOGICO

Piedra, papel y… tijeretazo a los gastos ecológicos

Piedra, papel y... tijeretazo a los gastos ecológicos

La compañía española EmanaGreen tiene previsto cuadruplicar en los próximos tres años las ventas de Papel Mineral, fabricado sin necesidad de talar árboles, gastar agua o blanquearlo con cloro o ácido y, además, cien por cien reciclable.

Este producto, que se comercializa con el nombre de Papel de Piedra, está compuesto en un 80 % por carbonato cálcico o polvo mineral y en un 20 % por polietileno, que actúa como coligante.

 

La piedra caliza, el yeso o el mármol, minerales todos ellos muy abundantes, son triturados hasta formar un polvo muy fino y blanco que a través de un método de elaboración específico se transforma en un artículo sustitutivo tanto del papel como del cartón y el plástico.

 

Este tipo de manufactura permite ahorros energéticos importantes respecto al papel de pulpa tradicional y también el papel de pulpa reciclado: cada tonelada de Papel de Piedra evita la tala de 10 metros cúbicos de madera y el consumo de 110 toneladas de agua.

Otras ventajas ecológicas son que requiere un 50 % menos de energía y que prácticamente elimina los residuos sólidos generados durante el proceso de fabricación.

 

EmanaGreen, empresa fundada en 2010 para introducir en España este tipo de papel especialmente respetuoso para el medioambiente, ha anunciado que se encargará de distribuir en nuestro país la producción del conglomerado chino SMLM,cuya nueva planta de fabricación tiene capacidad para producir hasta 360.000 toneladas anuales.

 

Cuando comenzó su comercialización hace cuatro años “el Papel de Piedra se destinaba principalmente para bolsas y libretas pero hemos conseguido aumentar su número de aplicaciones”, dijo a EFEverde Joan Ricart, socio director de EmanaGreen, gracias a “su tacto sedoso, su impermeabilidad y su resistencia a la grasa y el aceite, además de a las roturas”.

 

Se utiliza ya regularmente para etiquetas de vino y cava “ya que quedan como nuevas después de estar en cubitera o en refrigeración”, pero también para menús de restaurantes, libros, etiquetas autoadhesivas o memorias de sostenibilidad, entre otros.

En 2013, la compañía comercializó 1,2 millones de metros cuadrados y la previsión es llegar alos 5 millones de aquí a tres años, a medida que su precio sea cada vez más competitivo y el producto se consolide “como papel de referencia en todas las aplicaciones que requieren impermeabilidad y durabilidad, además de la mejora de su huella de carbono”, añade Ricart.

 

Entre esos usos, además de los citados, apunta hacia los productos para el cuarto de baño, los mapas de estaciones de esquí y de ciudades costeras y/o especialmente lluviosas, los embalajes para la industria cementera e incluso la mantelería de restaurantes.

 

“Muchos establecimientos que ahora emplean manteles desechables podrán mejorar la experiencia de sus clientes, pues los confeccionados con Papel de Piedra no se rompen ni se manchan”, apunta Ricart.

 

Si todo el papel del mundo se fabricara a partir de este material, según cálculos de EmanaGreen, se ahorraría la tala de más 3.000 millones de árboles así como la emisión de CO2 equivalente a la producida por 55 millones de vehículos. EFE




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com