BRASIL INCENDIOS

Piden mas refuerzos para combatir los incendios en el Pantanal pese a las lluvias

EPA/ROGERIO FLORENTINO

La gobernación del estado brasileño de Mato Grosso pidió este lunes más refuerzos y equipos, incluyendo militares y aviones, para combatir los incendios que han destruido cerca del 20 % del Pantanal, debido a que la alerta se mantiene pese a que las lluvias del domingo dieron un alivio.

El gobernador de este estado del oeste brasileño fronterizo con Bolivia, Mauro Mendes, envió una petición oficial al Ministerio de Justicia en la que solicita el envío urgente de militares y de agentes de la Fuerza Nacional de Seguridad, así como de aviones, para reforzar las tareas de combate a los incendios.

Mendes oficializó en un memorando una petición que había hecho la semana pasada por teléfono al ministro de Justicia, André Mendoça, y que el Gobierno ya se había comprometido a atender, debido a que la situación se ha agravado a la espera de refuerzos, explicó la gobernación en un comunicado.

El Pantanal, el mayor humedal del mundo y que Brasil comparte con Bolivia y Paraguay, cuenta con cerca de 250.000 kilómetros cuadrados de extensión, de los cuales cerca del 60 % en territorio brasileño, en donde se extiende por parte de los estados de Mato Grosso y Mato Grosso do Sul.

En su comunicación, el gobernador de Mato Grosso destacó la importancia ecológica del Pantanal por ser una de las regiones más ricas en biodiversidad del mundo, especialmente por sus numerosas especies de peces y aves acuáticas.

“La mayor planicie inundable del mundo, que recibió de la Unesco los títulos de Reserva de la Biosfera y Patrimonio Natural de la Humanidad, el Pantanal impresiona por la diversidad de fauna y flora”, alegó Mendes.

Si el año pasado las imágenes de la Amazonía en llamas provocaron consternación y críticas mundiales, este año el motivo de la indignación son las imágenes de animales muertos o atrapados por los incendios en el Pantanal, entre los cuales jaguares, venados, caimanes y guacamayos azules, algunos amenazados de extinción.

El gobernador dijo que Mato Grosso sufre actualmente una de las peores olas de incendios en los últimos años, que ya afectaron el 20 % del Pantanal y lo obligaron a declarar situación de emergencia.

Piden apoyo de la fuerza de seguridad nacional 

“Para evitar un perjuicio aún mayor, solicito apoyo de la Fuerza Nacional de Seguridad, con aeronaves especializadas y profesionales calificados para, en apoyo a los que ya actúan en la región, auxilien en el control de los incendios”, alegó el gobernador.

La Fuerza Nacional de Seguridad es un una unidad de policías profesionales y especializados cedidos por los estados brasileños y que el Gobierno envía como refuerzo a las regiones que requieren ayuda para atender problemas de orden público o tragedias.

Mendes aseguró que el gobierno regional combate los incendios desde marzo pasado y que ya cuenta con 2.500 hombres, entre bomberos, socorristas y voluntarios, divididos en 40 equipos de combate al fuego en diversas regiones, así como con seis aeronaves y tres helicópteros.

“Pero por las condiciones climáticas desfavorables, como la baja humedad y la falta de lluvias hace cerca de 120 días, tenemos que buscar nuevas ayudas para minimizar los impactos del fuego para el medio ambiente y la calidad de vida de los ciudadanos”, dijo.

Las primeras lluvias en el Pantanal en los últimos meses se registraron el sábado y el domingo y, pese a que ayudaron a aliviar la situación y elevaron la humedad relativa del aire, fueron insuficientes para sofocar todos los incendios.

De acuerdo con la Defensa Civil de Mato Grosso, las lluvias redujeron en un 20 % los incendios en este estado.

Según la gobernación del vecino estado de Mato Grosso do Sul, tan sólo en los municipios de Corumbá y Pedro Gomes, en el Pantanal, los incendios se redujeron desde 46 el sábado hasta 23 el domingo gracias a las lluvias.

El coordinador de los bomberos en Mato Grosso do Sul, teniente coronel Dercio Santos da Silva, afirmó que las lluvias ayudaron a extinguir algunas llamas, disminuyeron el fuego y aumentaron la humedad relativa, pero la situación aún es de emergencia.

“Hoy tenemos un cierto control, pero hay que aclarar que el Pantanal es extenso y tiene características que dificultan el combate al fuego, debido a los pocos accesos y a que llevábamos 14 años sin grandes incendios en la región, por eso no puedo decir que está todo controlado con la lluvia”, dijo.

Según el Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (INPE), los incendios en lo que va de este mes en el Pantanal ya doblaron los 2.887 registrados en los 30 días de septiembre de 2019 y al actual ritmo convertirán este septiembre en el mes con mayor número de focos de calor en la historia de esa región, por encima del récord de 5.993 registrado en agosto de 2005.

De acuerdo con el organismo, cuando aún faltan tres meses y medio para finalizar el año, el Pantanal suma cerca de 16.000 incendios, un récord que ya supera los focos de calor registrados en todo 2005, el peor año en la historia del humedal (12.536 incendios). EFEverde




Secciones:        
Plataforma global de periodismo ambiental y científico de la Agencia EFE (EFEverde y EFEfuturo) www.efeverde.com y www.efefuturo.com