AVIFAUNA PARDELAS

Piden ayuda a la ciudadanía para rescatar ejemplares jóvenes de pardela balear

Cedida Consell

Palma, 28 jun (EFE).- Varias instituciones de Baleares han iniciado una campaña informativa con la que piden la colaboración ciudadana para rescatar ejemplares juveniles de pardela balear que puedan desorientarse por las luces de la costa al emprender sus primeros vuelos.

La Conselleria de Medio Ambiente y Territorio, la Iniciativa de Investigación de la Biodiversidad de las Islas (IRBI) y el Acuerdo para la conservación de los albatros y petreles (ACAP) han comenzado esta campaña de divulgación ciudadana para recuperar ejemplares de pardela balear que puedan caer en zonas urbanas, deslumbrados por las luces de la costa.

La pardela balear (Puffinus mauretanicus) es una ave marina que cría en los islotes y acantilados marinos aislados de núcleos poblados, ha informado Medio Ambiente en un comunicado.

La pardela balear es el ave marina más amenazada de Europa y está catalogada en peligro crítico de extinción por la UICN. Las principales amenazas de esta ave son las capturas accidentales de pesca y los depredadores introducidos en las colonias de cría.

Los ejemplares jóvenes empiezan a hacer los primeros vuelos para abandonar el nido por las noches de entre la última semana de junio y las primeras de julio. Algunos se deslumbran y se desorientan a causa de las luces en el litoral y caen, quedando expuestos a colisiones, atropellos y siendo más vulnerables a los depredadores, como los gatos.

Por eso, el Govern y las entidades piden la colaboración ciudadana para, en caso de encontrar un ejemplar en la calle, ayudarlo a sobrevivir llamando al 112 para informar sobre la localización y el estado del ave.

Si se encuentra en una zona de peligro, aconsejan recogerlo con cuidado con la ayuda de una toalla y dejarlo en una caja ventilada hasta que acudan a recogerlo.

En caso de encontrar un animal muerto, también es importante informar del hallazgo, para mejorar la información de ejemplares afectados e identificar las zonas críticas, advierte Medio Ambiente.

Las luces artificiales son las responsables de una alta mortalidad de aves marinas en el mundo. En las Islas, además de la pardela balear, también se ve afectado el paíño (Hydrobates pelagicus) y la pardela cenicienta (Calonectris diomedea). Aunque estas últimas aves realizan los primeros vuelos entre agosto y septiembre; y de octubre a noviembre, respectivamente.EFE

sll




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com