INVESTIGACIÓN MARINA

Piden ampliar la protección de delfines y cachalotes en el Canal de Mallorca

Un delfín mular avistado este fin de semana en el litoral mediterráneo de Cartagena (Murcia) por ANSE. EFE/J.L. Murcia/ANSE Un ejemplar de delfín. Archivo. EFE/J.L. Murcia/ANSE

La protección de los delfines y cachalotes en las montañas submarinas del Canal de Mallorca, comprendido entre esta isla y las Pitiusas, requiere de la ampliación del área que actualmente está previsto declarar Lugar de Importancia Comunitaria (LIC), según los investigadores de la Asociación Tursiops.

Esta entidad ha finalizado el proyecto “Caracterización de la presencia de cetáceos en los montes submarinos del canal de Mallorca II” (Calmados), que ha desarrollado con el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica para evaluar las necesidades de preservación de los mamíferos marinos de la zona.

En la investigación realizada en los dos últimos años, en el marco del proyecto Life Intermares, se ha estudiado la presencia de delfines, calderones y cachalotes en el Monte Olivas, situado al este de la Isla de Ibiza, y el monte Ausiàs March, al este de Formentera.

Por medio de hidrófonos se han captado los sonidos de las distintas especies de cetáceos indicativos de su socialización, alimentación y desplazamientos para determinar su actividad y abundancia.

“Los datos obtenidos se han comparado con un estudio anterior del Monte Emile Baudot, situado al sur de Cabrera aportando información respecto de las tres áreas previstas para su inclusión en la Red Natura 2000 marina de Baleares”, explica Tursiops en una nota de prensa.

De estos análisis se ha concluido la presencia de cinco especies diferentes: delfín listado, delfín común, delfín mular, calderón gris o delfín de Risso y calderón.

Tanto en el Monte Olivas como en el Ausiàs March, la especie más abundante es el delfín listado, con un 23,8 % y un 18 % de presencia, respectivamente, sobre el total de tiempo de muestreo.

La segunda especie más común es el delfín mular, con un porcentaje de presencia en Olivas del 11,6 % y en Ausiàs March del 10,2 %.

El resto de las especies tienen una presencia residual (inferior al 0,5 % del tiempo de muestreo).

Por otro lado, mediante los sonidos de ecolocalización propios de los cachalotes se ha constatado que tiene una importante presencia en todas las montañas estudiadas a lo largo del año.

“Considerando esta alta presencia de cachalotes en los tres montes submarinos del Canal de Mallorca y, por ende, el movimiento de la especie entre ellos, sería recomendable redefinir los límites del nuevo espacio marino protegido de los montes submarinos del Canal de Mallorca pasando de tres espacios, que cubren poco más que la propia extensión de las montañas, a una gran área que las englobe a todas”, subrayan los investigadores.

Este incremento del área protegida favorecería principalmente la conservación del cachalote limitando su mayor amenaza, que es la colisión con buques que atraviesan la zona.

Asimismo, la consideración de los montes y su entorno como una zona única reforzaría la protección de las otras cinco especies de cetáceos presentes en el Canal de Mallorca. EFEVerde

 




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com