Piden 9 meses de cárcel para el dueño de una yegua por falta de cuidados

MALTRATO ANIMAL

Piden 9 meses de cárcel para el dueño de una yegua por falta de cuidados

Piden 9 meses de cárcel para el dueño de una yegua por falta de cuidados Yegua en estado de desnutrición, también rescatada por SEPRONA. EFE

El dueño de una yegua se enfrentará a una petición fiscal de nueve meses de prisión por un delito de maltrato animal después de que se comprobara que era el propietario del equino, que tuvo que ser sacrificado a consecuencia del estado higiénico sanitario deplorable que presentaba.

El fiscal también pide que el acusado se le inhabilite para el ejercicio de profesión, oficio o comercio relacionado con los animales durante dos años, según el escrito acusatorio al que ha tenido acceso Efe.

Los hechos, según el ministerio público, son constitutivos de un delito relativo a la protección de animales domésticos, previsto en el artículo 337 del Código Penal.

El 15 de julio de 2013 se recibió una denuncia anónima en el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) por la existencia de un caballo en malas condiciones higiénico-sanitarias, en el Arroyo de la Azucedilla, en la localidad malagueña de Cártama.

Una vez en el lugar, los agentes encontraron a una yegua, de aproximadamente un año y medio de vida en estado de absoluto abandono.

El animal presentaba diversas heridas por causas que se desconocen en el cuarto trasero izquierdo, herida en la babilla derecha y erosiones en el cuarto trasero derecho y en la zona superior de la espalda.

Trató las heridas con aceite de automóvil

En el relato acusatorio se explica que el acusado presuntamente trató las heridas con distintos productos sanitarios y aceite mineral usado en automoción, motivos por los cuales y tras ser examinada, el veterinario decidió su sacrificio.

Las heridas que presentaba el animal estaban infectadas y “comprometían claramente su vida”, según el fiscal en la querella, a la que también tuvo acceso Efe, que explica que los cuidados de sus heridas hubiesen sido inútiles dado el avanzado estado de deterioro del animal.

Además, la acusación pública mantiene que tales heridas y su estado fueron provocados por la falta de atención y cuidados de su propietario, ya que “a pesar de ser consciente de sus heridas”, tan solo lo trató con betadine, furacín, agua oxigenada, entre otros. EFE




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com