CIENCIA OCEANOGRAFÍA

Alertan sobre la proliferación de un pez globo muy tóxico en Canarias

Alertan sobre la proliferación de un pez globo muy tóxico en Canarias Fotografía del IEO de unos ejemplares de Lagocephalus lagocephalus.

El Instituto Español de Oceanografía (IEO) ha advertido hoy de que cada vez es más frecuente el avistamiento y captura en las Islas Canarias de peces globo Lagocephalus lagocephalus, una especie que resulta muy tóxica para el hombre si es consumida.

Toxicidad

En un comunicado, el IEO precisa que la presencia de este pez en Canarias “no es nueva”, pero subraya que hay datos que indican que sus poblaciones “parecen haber aumentado considerablemente”.

De hecho, explica que durante el mes de julio y, sobre todo, en agosto, científicos del Centro Oceanográfico de Canarias han recibido numerosas llamadas sobre avistamientos y capturas de ejemplares de Lagocephalus lagocephalus.

“Las razones de este aumento no son fáciles de explicar, aunque parecen motivadas por procesos naturales de deriva o dispersión de sus poblaciones”, apunta Pedro J. Pascual Alayón, investigador del Centro Oceanográfico de Canarias del IEO, en un comunicado.

Esta especie de pez globo tiene un carácter pelágico muy acentuado y se distribuye por todo el océano.

Se trata, además, de peces muy voraces, que se desplazan formando grandes bancos que pueden ser avistados tanto en alta mar como cerca de la costa.

Hace tres años

En octubre del año 2014, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ya difundió un aviso entre todos los departamentos de pesca de España para advertir a las cofradías de la presencia en aguas del Mediterráneo de una especie de la misma familia de peces globo.

“Se alerta de la captura de un pez venenoso por parte de un arrastrero de Denia, que contiene tetrodotoxina, una toxina paralizante del sistema nervioso (…) Se solicita que se tomen las medidas oportunas dada la toxicidad de esta especie para evitar su introducción en la cadena de comercialización (…)”, decía aquel aviso, que ahora reproduce de nuevo el IEO.

En esa ocasión, la especie era Lagocephalus sceleratus, también tóxica, como su pariente Lagocephalus lagocephalus.

En experimentos de laboratorio, realizados con roedores, se ha demostrado la toxicidad de este tipo de peces globo, cuya ingesta afecta rápidamente al torrente sanguíneo reduciendo el número de células rojas (hemoglobina y hematocrito), explican los científicos.

“Se ha observado incluso que, una vez guisado, el agua utilizada para ello es más tóxica que el propio pescado fresco, por lo que no debe consumirse”, añade el IEO en su comunicado.

En Canarias pueden encontrarse cuatro especies de pez globo tóxico: tamboril (Sphoeroides marmoratus), tamboril azul o gallinita (Canthigaster rostrata), tamboril de hondura (Sphoeroides pachygaster) y Lagocephalus lagocephalus. Efeverde




Secciones:                
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com