VERANO MEDUSAS

Pese al calor, menos medusas en la Comunidad Valenciana

  • EFEverde.- Las playas valencianas han registrado este verano menos enjambres de medusas que en años anteriores a pesar de las altas temperaturas alcanzadas, y los que ha habido se han concentrado en el sur de Alicante y zonas de Valencia donde su picadura ha obligado a la atención sanitaria de miles de personas.

Pese al calor, menos medusas en la Comunidad Valenciana Plaga de medusas

EFEverde.- Las playas valencianas han registrado este verano menos enjambres de medusas que en años anteriores a pesar de las altas temperaturas alcanzadas, y los que ha habido se han concentrado en el sur de Alicante y zonas de Valencia donde su picadura ha obligado a la atención sanitaria de miles de personas.

Solo en la provincia de Valencia, la Cruz Roja ha tenido que atender de junio a septiembre a 6.153 personas que habían sufrido la picadura de este animal marino, la mayoría durante julio, mes en el que las máximas llegaron a rozar los 46 grados en algunos municipios de la Comunitat Valenciana.

Domingo Llopis, director autonómico de Socorros y Emergencias de Cruz Roja en la Comunitat Valenciana, ha informado a EFE de que durante este verano las concentraciones más importantes de medusas se han producido en la playa de Santa Pola, en Alicante, y en la zona de El Saler y Perellonet, en Valencia.

Aunque solo ha podido facilitar datos concretos de picaduras de medusa de la provincia de Valencia, Llopis ha señalado que en el conjunto de la Comunitat se han realizado de junio a septiembre algo más de 33.300 intervenciones sanitarias, que engloban picaduras de peces, medusas, heridas, golpes de calor o desmayos.

En el caso de El Saler, se produjo en julio una concentración de medusas a unos doscientos metros de la costa y al estar mucha de ellas descompuestas se extendió su líquido urticante por el agua y muchos bañistas tuvieron que ser atendidos porque “el agua picaba”, según fuentes de Cruz Roja.

Esta situación obligó a instalar la bandera que alertaba sobre la presencia de estos molestos animales, que también hicieron acto de presencia en la playa del Perellonet, donde las atenciones por su picadura se incrementaron un 60 con respecto a años anteriores.

Los bancos de medusas se redujeron en el mes de agosto, debido a que las temperaturas también sufrieron un descenso con respecto al mes anterior.

Pero el hecho de que este verano haya habido en las playas valencianas menos medusas que en años anteriores a pesar de que las temperaturas han sido más altas no significa que se haya acabado con esta “plaga”, ya que en su presencia no solo influye el intenso calor, sino otros factores como las corrientes marinas o el régimen de lluvia pre-estival.

Así lo ha asegurado a EFE el decano de Ciencias del Mar de la Universidad Católica de Valencia (UCV), José Tena, quien ha señalado que es difícil saber si se va a producir o no una proliferación de enjambre de medusas porque depende de “muchos factores”.

Tena ha indicado que aunque es cierto que este año las temperaturas “se han disparado” con respecto a los datos normales, no es el único factor que influye en la llegada a la costa de estos molestos animales marinos.

“La corriente marina o el régimen de lluvias que hayamos podido tener en la temporada pre-estival son otros factores”, según Tena, quien no obstante ha indicado que no se puede dar el mensaje de que se han acabado las plagas de medusas porque “son fenómenos de la naturaleza y la naturaleza es imprevisible en sus actuaciones”.

“Este año los episodios de enjambres de medusas han sido más puntuales y menos exageradas que hace tres o cuatro años, cuando llegaron a las costas valencianas una barbaridad”, ha señalado José Tena.

Según el decano, a las costas valencianas tampoco han llegado este verano más especies de tiburones o cetaceos que otros años, aunque considera que sería necesario invertir más dinero para investigar estos fenómenos y “tener datos reales de lo que ocurre en el Mediterráneo”.

A su juicio, en el mar Mediterráneo están produciéndose cambios atribuibles al cambio climático y a factores como la sobreexplotación de recursos pesqueros o la contaminación, una mezcla que provoca “cambios importantes en cuanto a flora y fauna marina”.

Por ello, ha advertido de la necesidad de intentar mejorar y conocer más el entorno natural en el que nos encontramos porque, a su juicio, “un país como España y sus costas mediterráneas, donde el turismo es una de las principales fuentes de riqueza, requiere cuidar el entorno y estudiarlo para conocerlo mejor”. EFEverde




Secciones:                
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies