PESCA ATÚN

Desarrollan nuevas artes biodegradables para la pesca del atún

pesca © Proyecto europeo Biofad

El proyecto europeo Biofad, coordinado por el centro de investigación vasco Azti, ha desarrollado una nueva serie de Dispositivos Concentradores de Peces (DCP), utilizados en la pesca del atún, elaborados con materiales biodegradables y “no enmallantes” que reducen las capturas de especies no deseadas.

Junto a Azti, también han participado en este proyecto el Instituto Español de Oceanografía (IEO), el organismo público francés de investigación científica (IRD) y la International Seafood Sustainability Foundation (ISSF), además de las flotas de atuneros congeladores europea, de Seychelles y de Corea.

Dispositivos Concentradores de Peces

Los DCP son artefactos flotantes en torno a los que se reúne la vida marina, elaborados con materiales sintéticos que al tener un ciclo de vida largo aumentan los potenciales efectos negativos que pueden generar en el océano.

Estos artilugios pueden crear impactos negativos en el medio ambiente en caso de varamiento en zonas sensibles como playas y arrecifes y su acumulación en los ecosistemas.

“Además, el uso de materiales enmallantes provoca que otras especies ‘accesorias’ como tiburones o tortugas queden atrapadas en las redes con el consiguiente coste para el medio ambiente”, asegura el responsable del proyecto en Azti, Iker Zudaire.

Elaborados con materiales biodegradables

Según explica en una nota este centro de investigación, el proyecto Biofad ha permitido ahora testar, en el océano Índico, en condiciones marinas reales, estos nuevos dispositivos concentradores de peces elaborados con materiales biodegradables, de los que se distribuyeron 711 unidades en las zonas de operación de las flotas atuneras.

Azti recuerda, en este sentido, que “más de la mitad de las capturas mundiales de túnidos tropicales (listado, rabil y patudo) proceden de la pesca con DCP.

Los nuevos dispositivos Biofad han sido construidos con materiales biodegradables y han sido diseñados específicamente para que los animales marinos que no sean objetivo de la actividad pesquera no resulten capturados de forma accidental.

Gracias a este proyecto, impulsado por la Unión Europea, Azti ha constatado ahora que estos nuevos concentradores de peces, más ecológicos, tienen “la misma utilidad que los convencionales para la pesca” y presentan “aspectos positivos” como “el buen funcionamiento de algunos de los materiales biodegradables utilizados”, así como “la reducción significativa de material sintético” empleado, aunque con un “aspecto negativo” que radica “en su mayor coste de fabricación”. EFEverde

 





Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com