MADRID CENTRAL

Madrid descarta que cambiar el perímetro de Madrid Central atraiga más coches

Vista de señalizaciones en la plaza de Cibeles. EFE/Victoria Suárez

El Ayuntamiento de Madrid descarta que la modificación del perímetro de Madrid Central para incluir dos calles de libre circulación -Mártires de Alcalá y Seminario de Nobles- vaya a atraer a más coches y defiende que sólo se racionalizan los itinerarios para evitar los 800 metros que se recorren para girar desde Princesa a Alberto Aguilera.

La modificación del perímetro fue anunciada ayer por el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida y entrará en vigor el próximo 1 de enero, junto a nuevas restricciones en Madrid Central como el veto a los coches sin pegatina invitados por los residentes o con plaza de garaje y la extensión de permisos especiales a camiones y familias con hijos escolarizados.

Un informe de la Dirección General de Sostenibilidad y Control Ambiental fechado a 15 de octubre defiende la pertinencia del cambio en el perímetro de Madrid Central, donde se destaca además el “limitado ámbito de aplicación” puesto que la circulación ya estaba autorizada para parte de Mártires de Alcalá.

El libre paso en estas dos calles reducirá según este informe técnico, al que ha tenido acceso Efe, “la congestión circulatoria y la contaminación medioambiental”, lo que a su vez repercutirá favorablemente “en la calidad de vida y la protección de la salud”.

Los técnicos municipales califican esta modificación del perímetro como “racional”, “necesaria” y “proporcional” y aluden además a “la finalidad de satisfacer la debida delimitación y continuidad geográfica” de las vías que componen Madrid Central para facilitar la “comprensión de la ciudadanía” y “los derechos de tutela judicial efectiva de quienes accedan o circulen por esa zona de la ciudad”. 

El texto, que lleva la firma del jefe del departamento técnico, señala asimismo que dado que las manzanas comprendidas entre las calles Mártires de Alcalá, Serrano Jover y Alberto Aguilera contienen sobre todo edificios no residenciales, “fundamentalmente oficinas, recintos educativos y comercios”, la modificación del perímetro “no supondría una afección para los vecinos residentes en Madrid Central en general y en esa zona en particular”.

Los cambios en Madrid Central anunciados ayer por el primer edil de la capital han suscitado la crítica de los grupos de oposición de la izquierda, mientras que Vox ve “bien” que se reduzca el “afán sancionador”.

Más Madrid valora estudiar acciones judiciales para impugnar el cambio en el perímetro porque considera que se debería haber hecho mediante la modificación de la ordenanza y considera esta medida “una ruptura, un retroceso y una marcha atrás muy importante”. Además, el PSOE acusa a Martínez-Almeida de desmantelar Madrid Central con “pequeños cambios” y por “la puerta de atrás”.

También ha sido crítica la antigua Plataforma de Afectados contra Madrid Central, ahora denominada Madrid Sostenible, que considera que el veto a las vehículos de reparto ligeros sin distintivo puede provocar problemas de abastecimiento a los restaurantes porque, calculan, afecta al 80 por ciento de las furgonetas que distribuyen las mercancías y alimentos a la hostelería. EFEverde

 




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com