PERÚ AMAZONÍA

Peligro de extinción de 77 especies en la selva Purús-Manu, de la amazonía peruana

Un camungo remonta vuelo en la Reserva Nacional de Pacaya Samiria en Perú. Un camungo remonta el vuelo. EFE/Sergio Urday

Efeverde.- El consorcio de conservación de la selva amazónica peruana de Purús-Manu ha comenzado una campaña para proteger la biodiversidad y la cultura de este espacio, en el que viven  77 especies  de animales que se encuentran en peligro de extinción.

El consorcio de conservación del Purús-Manu está compuesto por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, en inglés), la Sociedad Zoológica de Frankfurt, ProNaturaleza, la Organización Regional de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana en Ucayali (ORAU), CARE y ProPurús.

La campaña “Cree en la magia del Purús-Manu. Pura amazonía”  

Dentro de su territorio se encuentra el 40 por ciento de todas las especies de mamíferos que viven en Perú, entre las que figuran varias en peligro de extinción como el armadillo gigante (Priodontes maximus) y el mono maquisapa negro (Ateles chamek), entre otras 44 especies de mamíferos más.

También se pueden hallar 14 especies de aves en peligro de extinción, como el guacamayo de cabeza azul (Priomolius couloni) y el ganso del Orinoco (Nerochen jubata), además de las tortugas taricaya (Podocnemis unifilis), entre otras 13 especies de reptiles más.

Tala ilegal, carreteras, hidrocarburos

Los defensores del Purús-Manu identificaron la tala ilegal de árboles y un proyecto para construir una carretera entre Purús e Iñapari como los principales peligros y amenazas para este espacio natural, además de su potencial para la explotación de hidrocarburos.

Esas actividades afectan también a las 63 comunidades indígenas que habitan en el Purús-Manú, pertenecientes a 15 grupos étnicos, entre las que figuran los Amahuaca, Asháninka, Harakmbut, Huni Kuin (Cashinahua), Madijá (Culina), Machiguenga, Mastanahua, Yine (Piro), Sharanahua, Yaminahua y Yora.

Los promotores de la campaña de protección del Purús-Manu también destacaron que la reserva es el origen de cuatro importantes cuencas hídricas de la amazonía, como son las de Yurua, Purús, Acre y Sepahua, donde nace el río Ucayali, que se convierte en el río Amazonas cuando se une al río Marañón, antes de llegar a Iquitos.

La reserva se encuentra entre las regiones peruanas de Cuzco, Madre de Dios y Ucayali, limita con la frontera de Brasil y su superficie abarca 10 millones de hectáreas, una superficie similar al tamaño de Cuba, lo que lo convierte en uno de los espacios con mayor biodiversidad del planeta, según los promotores de la campaña. EFEverde

 




Secciones: