TRANSICIÓN ENERGÉTICA

Pedro Sánchez presenta este miércoles el paquete de energía y clima

Pedro Sánchez presenta este miércoles el paquete de energía y clima El presidente Sánchez asiste a la presentación del llamado paquete clima y energía. EFE/Zipi

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, intervendrá este miércoles en la presentación del denominado paquete de energía y clima previo a su paso por el Consejo de Ministros del próximo viernes.

El ministerio ha anunciado que durante el acto informativo se dará a conocer el anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética, el Plan Integrado de Energía y Clima (PIEC) y la Estrategia de Transición Justa.

El Plan Integrado de Energía y Clima contempla la salida de la energía nuclear del sistema eléctrico español entre 2025 y 2035, y que, al final de la década más del 70 % de la generación será renovable, según avanzó el pasado martes la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera.

El objetivo es que España haya reducido en 2030 un 20 % sus emisiones con respecto a las que había en 1990, lo que supone 38 puntos menos que en la actualidad.

Inversión de 200.000 millones

El Gobierno prevé que entre 2020 y 2030 se movilicen inversiones por valor de 200.000 millones de euros, de los que entre el 40 % y el 45 % será para energías renovables, entre un 30 % y un 35 % para eficiencia energética, un 15 % para redes y un 4 % para electrificación de usos finales.
La energía nuclear irá saliendo del sistema de 2025 a 2030 con modulaciones para garantizar la seguridad del suministro, la nuclear y la financiera.

Ley de Cambio Climático y Transición Energética

El Gobierno presentó en noviembre pasado un primer borrador de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética que suscitó polémica en el sector de la automoción, al figurar en el mismo que en 2040 estaría prohibido vender y matricular vehículos propulsados por gasolina, diésel, gas o híbridos.

En ese borrador también se establecía que el sistema eléctrico español sería 100 % renovable en 2050 y la prohibición de establecer nuevos subsidios o incentivos que favorezcan el consumo de combustibles fósiles.

Además, la Administración General del Estado no podría efectuar inversiones en participaciones o instrumentos financieros cuya actividad incluya la explotación, la extracción o el procesado de combustibles fósiles, y se iría desprendiendo de las que tuviera en empresas que desarrollen esas actividades. EFEverde




Secciones:                            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com