MÉXICO HURACÁN PATRICIA

Patricia, el superhuracán desvanecido por los grandes muros naturales mexicanos

  • La Sierra Madre Occidental y el circulo volcánico transmexicano sirvieron de barrera natural para disminuir su violencia

Patricia, el superhuracán desvanecido por los grandes muros naturales mexicanos Daños en las plantaciones de plátano y palmeras en Jalisco, al pie de la montaña. EFE/Jorge Núñez

EFEverde.- El cambio de trayectoria antes de tocar tierra y la cadena montañosa del occidente de México frenaron la furia del huracán Patricia y ayudaron a disminuir considerablemente los efectos catastróficos que se habían predicho, afirmaron meteorólogos consultados por EFE.

El ciclón, calificado por las autoridades de superhuracán, se encontró con dos muros naturales; la Sierra Madre Occidental y el circulo volcánico transmexicano.

Con ellos “comenzó a disminuir su violencia”, dijo a EFE Hermes Ulises Hernández, director del Instituto de Astronomía y Meteorología de la Universidad de Guadalajara, en el occidental estado de Jalisco.

Patricia, considerado el mayor huracán jamás registrado en México, llegó a alcanzar vientos de 325 kilómetros por hora y rachas de hasta 400 y tocó territorio mexicano en el poblado de Emiliano Zapata, en Jalisco, en la tarde del viernes.

volcán Colima desde la Yerbabuena

 

Las montañas, los volcanes 

La cadena montañosa de la Sierra Madre Occidental atraviesa desde el norteño estado de Sonora y hasta las costas de Jalisco y Nayarit, al oeste del país.

Ahí se une con el Eje Volcánico Transversal de México, que inicia con el volcán Colima, en el estado del mismo nombre, y cruza lo ancho del país hasta el suroeste en Veracruz, en la costa oriental.

Ambos sirvieron como un “muro de contención” para el potente fenómeno meteorológico, que finalmente no causó víctimas mortales y dejó afectaciones menores en infraestructura y viviendas de Jalisco, Nayarit, Colima y Michoacán, remarcó el experto.

Soldados caminan por una vía inundada tras el paso del huracán Patricia en la comunidad Ranchito (Jalisco).

Soldados caminan por una vía inundada tras el paso del huracán Patricia en la comunidad Ranchito (Jalisco). EFE/Ulises Ruiz Basurto

Aunado a estas dos cadenas montañosas, otro factor que jugó a favor de que Patricia no resultara tan catastrófico, fue, paradójicamente, la fuerza de sus vientos, pues incidió en que el meteoro pasara rápidamente por el territorio mexicano.

“Está claro que era peligroso. (La naturaleza) fue muy benévola con nosotros. De no haber llegado a tanta velocidad se hubiera quedado estancado y hubiera provocado muchos daños”, afirmó el especialista mexicano.

De hecho, los pobladores de los estados afectados no han dejado de expresar en redes sociales su sorpresa por los pocos destrozos que dejó este fenómeno natural.

Y es que horas antes de que llegara el ciclón, que escaló rápidamente de categoría en la escala Saffir-Simpson, la alerta emitida por los gobiernos estatales y federales puso de cabeza no solo a las zonas costeras, sino a quienes viven en zonas urbanas de Colima y Guadalajara, capital de Jalisco.

Por ello, incluso más de alguno ha atribuido esta especie de suerte a elementos religiosos o místicos.

Giró al sur antes de entrar en tierra el ojo del huracán

Aunque lo cierto es que la naturaleza, siempre impredecible, jugó a favor al dirigir el huracán hacia la costa sur de Jalisco.

“Una cosa que ayudó muchísimo es el giro que dio más al sur a la hora de entrar a tierra el ojo del huracán”, subrayó a EFE el investigador del Instituto de Astronomía y Meteorología, Ángel Meulenert.

En este punto, la población y la infraestructura hotelera es menor a la de la zona de Bahía de Banderas, donde se ubica la turística Puerto Vallarta y se preveía el impacto en un primer momento.

El especialista, de origen cubano, explicó que el anillo de viento máximo, en el centro del huracán, finalmente nunca tocó Vallarta, pues su diámetro era de menos de 20 kilómetros de ancho.

Afirmó que la labor de protección civil desplegada desde un día antes de la llegada de Patricia y la atención que la ciudadanía puso a esta alerta fueron también importantes para evitar tener pérdidas humanas como las ocurridas en otros huracanes.EFEverde

 




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies