PARQUES NACIONALES

Inician la negociación para transferir los parques de Cabañeros y Tablas Daimiel a Castilla-La Mancha

Parque nacional de Cabañeros. EFE/Beldad

El Gobierno central y el de Castilla-La Mancha han iniciado las conversaciones para transferir las competencias de los parques nacionales de Cabañeros y de Las Tablas de Daimiel a la comunidad autónoma, un procedimiento que se calcula que pueda culminar en 2022.

La vicepresidenta cuarta del Gobierno central y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, y el presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, han anunciado este martes el inicio de este procedimiento, tras recorrer el centro de recepción de visitantes de Cabañeros en Horcajo de los Montes (Ciudad Real).

Parque nacional de Cabañeros

Ribera ha recordado que en fechas recientes se ha celebrado el 25 aniversario de la declaración de Cabañeros como parque nacional, “un parque emblemático” en el que se puede reivindicar “con orgullo” el desempeño de los vecinos y las instituciones, que en la década de los 80 impidieron la instalación de un campo de tiro del Ejército del Aire en esta zona.

La ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico ha tenido palabras de reconocimiento para “dos colectivos especialmente simbólicos” en el cuidado de la naturaleza, por un lado los profesionales como agentes medioambientales o bomberos forestales, que “vigilan en el ecosistema, alertan, comparten información crítica” para conocer el estado del entorno natural y, por otro, a los vecinos de los pequeños municipios que “custodian un tesoro que es de todos”.

Por su parte, el presidente de la Junta de Comunidades se ha mostrado convencido de que las conversaciones que acaban de comenzar finalizarán con consenso, que “como todo tiene que ver con dinero”, y ha subrayado que “en el que haya un proceso de transferencias, pasará como con todas las transferencias, que todo el mundo ha salido ganando”.

Imagen del atardecer en el parque nacional de Las Tablas de Daimiel. EFE/Beldad

“Cabañeros, si no es la cuna, sí sería el biberón de Castilla-La Mancha en términos de identidades. Aquí se ha criado una parte del sentimiento de autoestima de la región”, ha subrayado García-Page, que ha recordado en su discurso al que era presidente de la región cuando Cabañeros fue designado parque nacional, José Bono.

Las Tablas de Daimiel

También ha resaltado la importancia natural de Las Tablas de Daimiel y ha resaltado que es una “referencia europea que en tiempos pasados tuvo amenaza de descatalogación” por la falta de agua en los humedales y en este punto, ha señalado que el “interés” de la Junta de Comunidades es “evitar hacer aportaciones externas” aunque ha admitido que “no se descarta ninguna solución”.

Sobre un posible trasvase a las Tablas de Daimiel, Teresa Ribera ha apuntado que es un tema que están estudiando los responsables técnicos del Ministerio, de la Confederación Hidrográfica del Guadiana y de la Junta de Comunidades, ya que se trata de un tema “delicado”.

“Es un espacio en el que cualquier incorporación de un nuevo volumen de agua tiene que ser medido con atención, no solo la procedencia del agua, sino que se trata de que el ecosistema tiene que seguir vivo sin necesidad de aportaciones”, ha reflexionado la ministra.

Ribera también ha sido preguntada por la actividad cinegética en el parque de Cabañeros y ha señalado que “la caza deportiva queda completamente descartada”.

Censo de ungulados

Asimismo, ha informado de que se está elaborando, en colaboración con la Junta de Comunidades, un censo de ungulados para saber cuántos hay y dónde se distribuyen, y una vez que se tengan esos datos, determinar si hubiera que llevar a cabo “algún tipo de intervención” para controlar las poblaciones, mediante la “incorporación de profesionales” pero siempre bajo la supervisión de las administraciones públicas.

Sobre este asunto, el presidente de la Junta de Comunidades ha desvelado que se están desarrollando conversaciones con el sector cinegético y se ha mostrado convencido de que se llegará a un acuerdo “independientemente de cómo se llame”, para que salgan “beneficiadas todas las partes interesadas”.

“Ni aquí ha habido nunca una actividad depredadora, desaprensiva, sino que ha habido muchísima consideración natural al entorno, ni nosotros vamos a ser insensibles frente a las demandas de la gente, y vamos a llegar a un acuerdo casi con seguridad con el sector”, ha concluido García-Page. EFEverde

 




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com