PARQUE CABÁRCENO

El Parque de Cabárceno (Cantabria) cuenta con el cuarto gorila en cinco años

El Parque de Cabárceno (Cantabria) cuenta con el cuarto gorila en cinco años Foto cedida por Gobierno de Cantabria del gorila nacido en el Parque de Cabárcenos. EFE/Lara Revilla

Una nueva cría de gorila, la cuarta en apenas cinco años, ha nacido este miércoles a las 7.00 horas en el Parque de la Naturaleza de Cabárceno, en Cantabria.

El animal es hijo de Nicky, el espalda plateada de la instalación, y de Gwet, madre primeriza de 10 años que llegó al parque en 2015.

Aún no se sabe el sexo de la cría dado que la madre la tiene en todo momento en su regazo, por lo que los cuidadores no han podido acercarse.

Sí se conocen otros datos, facilitados por el Gobierno regional en un comunicado, como que el parto ha tenido lugar después de algo más de ocho meses de gestación en el box-dormitorio del recinto de gorilas del parque y que ha transcurrido con normalidad y muy rápido.

Un bebé gorila de 1,2 kilos

PARQUE DE CABÁRCENO (CANTABRIA)

Fotografía facilitada por el Gobierno de Cantabria de un ejemplar adulto con la nueva cría de gorila, la cuarta en apenas cinco años, que ha nacido en el Parque de la Naturaleza de Cabárceno, en Cantabria. EFE/Lara Revilla

Se calcula que el bebé gorila pesa entre 1,2 y 1,5 kilos.

A pesar del poco tiempo transcurrido desde el parto y con la cautela que debe tenerse en nacimientos de esta especie, los cuidadores y el equipo veterinario de Cabárceno se han mostrado muy optimistas respecto al éxito del alumbramiento.

Aun siendo primeriza, la madre está respondiendo bien en la forma de cuidar a su cría y de amamantarla, aunque será necesario esperar un mes para superar el periodo crítico, añade en la nota el Gobierno de Cantabria, titular del parque.

Con el nacimiento de esta nueva cría de gorila ya son ocho los ejemplares con los que cuenta el parque cántabro: cinco hembras y dos machos, más el recién nacido.

El parque recibió la primera pareja de gorilas en 2007 y, desde entonces, la familia de primates ha ido creciendo con la incorporación de hembras llegadas de otros parques y zoológicos del mundo, con el objeto de convertir la instalación cántabra en un referente de la reproducción de esta especie.

Nacimiento de cuatro ejemplares

En estos diez años, el macho Niky y todas las hembras se han ido adaptando a sus instalaciones y aprendiendo a comportarse como un auténtico grupo de gorilas, lo que ha propiciado el nacimiento de cuatro ejemplares, aunque el primero de ellos falleció por un accidente.

El nacimiento de este cuarto ejemplar ha consolidado el grupo reproductor de gorilas que el Programa Europeo de Protección de Especies en Peligro de Extinción (EEP) concedió al Parque de Cabárceno.

Para la instalación, este nacimiento supone una nueva recompensa a sus esfuerzos para preservar la especie, además de un paso muy importante que convierte al recinto cántabro en un núcleo reproductor de primer orden a nivel internacional.

Este alumbramiento está siendo seguido con “gran interés” por el EEP y por primatólogos, en general, ya que se trata de un animal que aporta un “valiosísimo” material genético que no está representado en la población de gorilas que habita en cautividad.

Salvado y reinsertado

Nicky fue el último gorila que llegó a Europa de forma ilegal procedente de las selvas del África ecuatorial y fue salvado y reinsertado en la instalación cántabra después de rescatarlo de su cautiverio en un garaje.

Es por lo que el nacimiento de hoy aporta nuevo ADN para refrescar, desde el punto de vista de la consanguinidad, esta población.

El recinto de gorilas, el más grande que existe en España dedicado a esta especie y uno de los mejores de Europa, permanecerá cerrado hoy para asegurar la tranquilidad de la madre y la cría. EFEverde




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com