NUCLEAR GAROÑA

El Parlamento Vasco impugnará los intentos de reabrir la central de Garoña

  • En junio pasado, la Cámara de Vitoria instó al Gobierno central a que no autorizara la licencia para reabrir la nuclear 

El Parlamento Vasco impugnará los intentos de reabrir la central de Garoña Cartel indicador de la nuclear de Garoña. EFE/Santi Otero

EFEverde.- El Parlamento Vasco ha acordado, con el voto favorable del PNV, EH Bildu, PSE y del PP "impugnar cualquier acto o disposición administrativa" que pueda suponer la reapertura de la central nuclear burgalesa de Garoña y ha instado al Ejecutivo autonómico a hacer lo mismo.

PNV, EH Bildu y PSE han firmado una enmienda en el pleno de hoy, que ha sido respaldada por el PP porque, según ha argumentado en el debate el parlamentario y alcalde de Vitoria, Javier Maroto, los populares vascos son “coherentes” y no están “de acuerdo con la reapertura” de esta central.

El único parlamentario de UPyD, Gorka Maneiro, se ha quedado solo al votar en contra. De esta forma se ha repetido en la Cámara de Vitoria el posicionamiento casi unánime que se dio el pasado junio, cuando se rechazó la reapertura de esta central burgalesa, parada desde diciembre de 2012 y que se encuentra a unos 40 kilómetros de la capital alavesa.

La impugnación que plantea el Parlamento Vasco se fundamentará en que el Real Decreto 102/2014 “no se ajusta a derecho”. Este decreto modificó el Reglamento de Instalaciones Nucleares y Radiactivas, de modo que una central nuclear cerrada por razones económicas y no de seguridad nuclear o de protección radiológica, dispone de un año para solicitar la renovación del permiso de explotación.

Amparo ante la CE

El Parlamento Vasco también ha acordado solicitar el amparo de la Comisión Europea ante una posible reapertura de Garoña para que supervise el procedimiento de concesión de una hipotética licencia de apertura e impida que se incumplan las exigencias de seguridad impuestas después del accidente de Fukushima.

Además ha instado al Gobierno autonómico a crear un comité científico para analizar las consecuencias que podrían derivarse de esa reapertura en el ámbito de la seguridad, del energético y medioambiental.

El parlamentario del PNV Juan Carlos Ramírez ha denunciado el “silencio” del Gobierno central desde que el pasado junio la Cámara de Vitoria le instara a que no autorizase una nueva licencia para la reapertura de esta central.

Txarli Prieto (PSE) ha opinado que el Ejecutivo central ha convertido la reapertura de Garoña en un asunto de “soberbia” y “chulería”, al tiempo que ha asegurado que en Euskadi “nadie quiere esa energía”.

EH Bildu ha recalcado que el modelo que representa esta central no es “seguro, sostenible, ni viable”, mientras que Javier Maroto (PP) ha explicado que, aunque no comparten todos los contenidos del texto que han apoyado, mantienen la “coherencia” pese a la “incomodidad” que les supone mantener este posicionamiento. EFEverde




Secciones: