NUCLEARES

Parada automática del reactor de la CNA, que está “estable y segura”

  • “Los sistemas de seguridad -se asevera- han funcionado según lo previsto en su diseño y la planta se encuentra parada, en condición estable y segura”.

Parada automática del reactor de la CNA, que está Archivo

Mérida (EFEverde).- La Central Nuclear de Almaraz II (Cáceres) ha paralizado automáticamente el reactor debido a la actuación del sistema de protección por baja presión en el presionador y que  "la planta está parada, en condición estable y segura" informa el  Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) .

En una nota, el CSN ha informado esta tarde de que en la investigación posterior llevada a cabo por el titular se ha comprobado que, en un primer momento, se produjo “una inserción de 12 barras de control y, décimas de segundo después, la bajada de presión”.

Esto, se añade, se ha corroborado al detectar que el sistema eléctrico que alimenta a las bobinas que sostienen dichas barras se encontraba abierto.

Por tanto, se concluye que la pérdida de la alimentación eléctrica de estas bobinas provocó la inserción de las barras de control, lo que, a su vez, ocasionó el descenso de presión en el presionador, se agrega en el comunicado.

“Los sistemas de seguridad -se asevera- han funcionado según lo previsto en su diseño y la planta se encuentra parada, en condición estable y segura”.

El suceso, que “no ha tenido impacto en los trabajadores, el público ni en el medio ambiente”, se clasifica con nivel 0 en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares (INES), se concluye en la nota. Escala Internacional de Sucesos Nucleares (INES).

Ecologistas en Acción ha exigido una investigación a fondo del origen del último fallo registrado en la nuclear de Almaraz II (Extremadura), que en su opinión puede dar lugar a accidentes más graves.

La avería afectó a las barras de control, elemento crucial para garantizar la seguridad y si bien se limitó a una parada no programada automática de la central, que “en el futuro puede dar lugar a accidentes más graves”, afirma la ONG en un comunicado.

Ecologistas en Acción exige una investigación que aclare los motivos del fallo de la alimentación y argumenta que no se debe permitir a la central funcionar en unas condiciones en que se pueden producir más fallos en el control de una pieza tan importante para la seguridad.

“El comportamiento anómalo de los accionadores de las barras es inadmisible, puesto que podría dar lugar a situaciones muy peligrosas. Podría ocurrir que las barras no bajaran al intentar parar la central, al igual que ahora han bajado de forma inesperada”, subraya.

No es difícil imaginar, concluye, la difícil situación que se daría en caso de una emergencia en que las barras no reaccionaran de forma apropiada.

Según Francisco Castejón, experto nuclear de Ecologistas en Acción, este es un nuevo ejemplo de los riesgos que supone mantener la vieja central de Almaraz en funcionamiento.

Ecologistas en Acción exige al Consejo de Seguridad Nuclear que, a su vez, ordene a los explotadores de la central el esclarecimiento de las causas últimas del incidente.

EFE

ap

 




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com