CAMBIO CLIMÁTICO

Proyectan paneles aislantes con madera de pino mediterráneo para edificios

madera de pino mediterráneo Vista de un pinar. Archivo EFE/ José Manuel Vidal

La Universitat Politècnica de València (UPV) lidera un proyecto europeo para producir nuevos paneles aislantes para los edificios a partir de madera de pino mediterráneo (pino carrasco y pino rodeno) y con una capa interior de corcho expandido que mejore sus prestaciones como aislante térmico y corrector acústico.

Serán paneles modulares que permitirán mejorar la eficiencia energética de los edificios a lo largo de todo su ciclo de vida, en un proyecto que ofrece un mayor valor añadido a la madera de los montes mediterráneos y contribuye a la lucha contra el cambio climático.         

El investigador del ICT -grupo de TIC contra el Cambio Climático- de la UPV Pau Brunet ha señalado que estos paneles se enmarcan en la lucha contra el cambio climático, aspecto en el que el sector de la edificación tiene un papel importante, ha informado la universidad.

Gracias a los avances tecnológicos de las últimas décadas, antiguas limitaciones técnicas de la madera en su uso en construcción han desaparecido, como es la aparición de la madera contralaminada (CLT), paneles prefabricados, ligeros y homogéneos utilizables como material estructural en edificios que ya superan las 20 plantas de altura, como es el caso del edificio HoHo en Viena (Austria).

En Europa, la madera que se aprovecha para producir CLT crece, por norma general, en bosques productivos del centro y el norte, principalmente, en Escandinavia, Austria o Alemania. Hasta la fecha, por el contrario, la madera de pinos mediterráneos no está siendo empleada en la construcción, ya que es de menor calidad y suele utilizarse para productos con un valor añadido menor, como las paletas para el transporte de mercancías.

Estos productos, de baja rentabilidad, apenas bastan para cubrir los gastos derivados del aprovechamiento de la madera que, a menudo, dependen de subvenciones públicas ligadas a la prevención de incendios, apunta Brunet.

Madera mediterránea

El proyecto IMIP pretende ofrecer una salida a la madera de los montes mediterráneos con un valor añadido mayor que el actual empleando la tecnología existente para la fabricación de paletas para producir CLT a partir de madera de estos pinos extraídos en tratamientos silvícolas para la prevención de incendios forestales.

En IMIP, un equipo multidisciplinar liderado por ingenieros forestales y arquitectos, diseñará los prototipos de los paneles, que serán modulares para facilitar su montaje y desmontaje, y que mediante acciones piloto se utilizarán en la construcción y rehabilitación de 4 edificios públicos.

En el proyecto también participan informáticos que desarrollarán un programa para BIM (Building Information Modeling o software para el modelado de información para la edificación) que incorpore los beneficios del ciclo de vida de los materiales empleados, como el stock de carbono. Esta herramienta será empleada principalmente por profesionales del sector de la construcción e investigadores con el fin de evaluar la huella de carbono de los edificios.

La reducción del consumo energético de los edificios no debe plantearse únicamente durante su vida útil, sino que es fundamental disminuir también la energía consumida durante la primera fase de la construcción, y también en la última, la de demolición.

En este sentido, los socios del proyecto IMIP destacan que materiales renovables de origen biológicos como la madera o el corcho van a adquirir un rol importante en un futuro inminente, ya que no se trata simplemente de materiales ligeros cuyos procesos de producción y transformación industrial (incluyendo la posibilidad de prefabricación modular) emiten menos emisiones de gases de efecto invernadero que sus competidores -hormigón, acero, aluminio…-, sino que, además, almacenan carbono atmosférico actuando como sumidero prolongado en el tiempo.

Junto a la UPV,  participan también el Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria, el Institut Technologique Forêt Cellulose Bois-construction Ameublement, la Asociación Clúster de la Construcción Sostenible de Andalucía, la Asociación de Investigación Técnica de las Industrias de la Madera, la Agencia Andaluza de la Energía, el Instituto Valenciano de la Edificación de la Comunidad Valenciana, el Instituto Superior de Agronomía de la Universidad de Lisboa y el Pôle de Compétitivité XYLOFUTUR.  EFEverde

Te puede interesar:

Edificios y barrios sostenibles: la construcción en España se recicla

 

 




Secciones:        
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com