CAMBIO CLIMÁTICO / COP23

Los países en desarrollo logran concesiones en la COP23

  • Los países ricos tendrán que rendir cuentas transparentes y detalladas en los próximos años de su acción contra el cambio climático antes de 2020 que empiece a funcionar el Acuerdo de París.

Los países en desarrollo logran concesiones en la COP23 Archivo cop23

Por Caty Arévalo.- Bonn (Alemania) (EFEverde).- Los países en desarrollo han logrado que la cumbre del clima de Bonn (COP23) apruebe por unanimidad un texto oficial en el que se recogen gran parte de sus peticiones de más esfuerzos a los países ricos en materia de reducción de emisiones y financiación a los más vulnerables.

El documento aprobado contiene, fundamentalmente, tres compromisos para los países ricos que los en desarrollo han recibido con moderada satisfacción, a tenor de las palabras de los altos representantes de China, India o Sudáfrica en el Plenario de la cumbre, donde coincidieron en que “quieren ver materializados estos compromisos“.

La polémina enmienda

Una de los puntos del texto es que el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, medie para que los países ricos que no han ratificado la llamada “Enmienda de Doha al Protocolo de  Kioto” lo hagan y pueda entrar en vigor su contenido, referente a los compromisos de reducción de emisiones previos a 2020 (antes de que empiece a funcionar el Acuerdo de París).

Esta enmienda tiene un enorme valor simbólico para los países en desarrollo ya que quieren asegurarse de que los principales responsables del cambio climático han hecho sus deberes previos al Acuerdo de París, en el que por primera vez tienen obligaciones, para ellos poder hacer los suyos.

La Enmienda de Doha necesita la ratificación de 140 países de los casi 200 que forman parte de la convención de cambio climático de la ONU, y hasta el momento sólo la han ratificado poco más de 80 países.

En esa línea, el comisario europeo de Acción por el Clima, Miguel Arias Cañete, reunió de urgencia esta mañana a los ministros europeos para que autorizasen a la UE, por un procedimiento de excepción, a ratificar en bloque la Enmienda de Doha, algo que no habían podido hacer hasta ahora porque uno de sus estados miembros, Polonia, no lo hecho ni, hasta el momento, ha confirmado cuando lo hará.

El segundo punto acordado recoge que los países desarrollados deben rendir cuentas de lo que están haciendo en la lucha contra el cambio climático antes de 2020 en dos sesiones de alto nivel que tendrán lugar en las cumbres del clima de 2018 y 2019.

Mientras el tercer punto recoge que las naciones ricas deben producir un informe transparente y detallado de cuánto dinero aportan para que los países en desarrollo puedan hacer frente al cambio climático.

Reacciones de los países en desarrollo

Tras conocer este acuerdo, el enviado especial de Cambio Climático de China en las negociaciones, Xie Zhenhua, señaló que esos compromisos eran “necesarios para inyectar confianza en la negociación, y que los países en desarrollo puedan sentirse cómodos en el momento actual de implementación del Acuerdo de París”.

“La acción climática pre 2020 -de los países desarrollados- es urgente, por eso les aprestamos a que aceleren la ratificación de la Enmienda de Doha para que entre en vigor, y den detalles de la hoja de ruta para alcanzar los cien mil millones de euros en finanzas climáticas anuales comprometidos a partir de 2020”, añadió Zhenhua.

El enviado de cambio climático chino dijo que su país “está haciendo sus deberes” y que el presidente Xi Jinping está “totalmente comprometido con la transición hacia un desarrollo bajo en carbono”.

Agregó que el objetivo de China es “ir sustituyendo las energías fósiles por renovables en su mix energético, tener su mercado de carbono en funcionamiento a comienzos del próximo año y seguir aportando sabiduría y soluciones a los procesos multilaterales de lucha contra el cambio climático”.

Recursos financieros predecibles y sostenidos

También muy combativa en este tema, la ministra de Medio Ambiente de Sudáfrica, Bomo Edna Molewa, dijo, en declaraciones a los medios, que “para implementar el Acuerdo de París, necesitamos ver acciones urgentes por parte de los países que más han contribuido al cambio climático”.

Por su parte, la ministra de Exteriores de Ecuador y portavoz del grupo de países en desarrollo “G77 más China”, María Fernanda Espinosa, reconoció que han habido días de “tensiones” en las negociaciones, porque “es imprescindible que haya recursos financieros nuevos, predecibles y sostenidos a lo largo del tiempo para que las naciones más pobres puedan hacer frente al calentamiento”

Los países también lograron consenso en otro punto de la agenda de Bonn: el llamado Mecanismo de Pérdidas y Daños causados por el cambio climático, para el que acuerdan “crear un diálogo de expertos, en mayo de 2018, para ver qué necesidades tienen los países mas vulnerables y qué hacen los países desarrollados de apoyarles”, explicó a Efe el comisario Arias Cañete.EFE
cam




Secciones:            
Periodista ambiental de la Agencia EFE. Premio Fundación BBVA a la Conservación de la Biodiversidad 2017. 2013/14 Knight Science Journalist Fellow en MIT y Harvard. Investigadora de la comunicación del cambio climático en la Universidad de Oxford.