CIENCIA INVESTIGACIÓN

Estudian el uso de un óxido de hierro para limpiar la atmósfera de ciudades

  • Investigadores del grupo de Química Inorgánica de la Universidad de Córdoba han descrito un proceso que puede ayudar a crear soluciones para este tipo de contaminación atmosférica.

Estudian el uso de un óxido de hierro para limpiar la atmósfera de ciudades Un ciclista pasea por Madrid ante la nube de contaminación que cubre la ciudad. EFE/JC Hidalgo

EFEverde.- Un grupo de investigadores de la Universidad de Córdoba (UCO) están llevando a cabo un estudio para propiciar el uso de un óxido de hierro que permita limpiar la atmósfera de las ciudades.

La UCO ha informado en un comunicado de que la hematita, un óxido de hierro parecido a los que dan ese color rojizo característico a Marte o al Río Tinto, tiene una capacidad que puede ser de ayuda para la reducción de la contaminación que se produce por los gases emitidos en tubos de escape y fábricas.

El compuesto es capaz de reducir la presencia de óxidos de nitrógeno, gases liberados al aire por combustiones y que generan en la atmósfera la características “boina” de polución cuando hay mucha contaminación y un tiempo estable.

Investigadores del grupo de Química Inorgánica de la Universidad de Córdoba han descrito un proceso que puede ayudar a crear soluciones para este tipo de contaminación atmosférica.

No toda la contaminación atmosférica es de origen humano

Aunque no todas las partículas que ensucian el aire tienen origen humano, ya que hay fuentes naturales como las erupciones volcánicas o los incendios forestales fortuitos, actividades como la fabricación industrial o los transportes causan una parte muy significativa de estos gases contaminantes.

De forma convencional, se suele emplear el óxido de titanio para reducir los efectos de los óxidos de nitrógeno (NOx) en la atmósfera, incluso se comercializan productos comerciales que emplean este compuesto entre sus componentes, si bien su precio es bastante elevado.

El catedrático de Química Inorgánica de la UCO Luis Sánchez Granados, ha explicado que dicho tratamiento es una “excelente solución”, si bien la principal actividad fotocatalítica del óxido de titanio “sólo ocurre con ciertas condiciones de presencia de rayos ultravioleta”.

Por lo tanto, este material es útil en ciudades con muchas horas de luz solar como Madrid o Barcelona, pero no lo es tanto en los entornos urbanos con poca incidencia solar o localizados en el norte y centro de Europa o en Norteamérica, con un mayor número de días nublados y bajos niveles de rayos UVA.

Por ello, los investigadores centran sus esfuerzos en encontrar alternativas más eficientes, que tengan en cuneta la capacidad de eliminación de los gases contaminantes, así como la disponibilidad de los materiales.

“Los óxidos de hierros son abundantes en la naturaleza y disponen de características tanto ambientales como químicas que los hacen atractivos para su uso como fotocatalizadores“, indica Sánchez Granados.

En concreto, el grupo de Química Inorgánica de la UCO ha indagado en las capacidades de la hematita, en un trabajo pionero ya que es la primera vez que un equipo científico emplea este material para la descontaminación de gases nocivos NOx.

Este óxido de hierro es bastante común, aunque también puede encontrarse en la naturaleza cristalizado por procesos geológicos muy complejos, como los que forman los diamantes.

Los químicos reprodujeron algunos de estos procesos en el laboratorio y comprobaron las capacidades fotocatalíticas del mineral.

De este modo, pudieron confirmar que la hematita era un material eficiente para la eliminación de los óxidos de nitrógeno que contaminan la atmósfera. EFEverde




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com