CHINA RESIDUOS

Otra protesta contra una incineradora de residuos acaba con heridos en China

Otra protesta contra una incineradora de residuos acaba con heridos en China

Al menos 39 personas han resultado heridas en una manifestación contra la construcción de una incineradora de residuos en la ciudad china de Hangzhou, en la costa este de China, publica la prensa estatal.

Durante la protesta, a la que acudieron miles de personas, se produjeron diversos enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y los residentes, en los que resultaron heridos al menos diez manifestantes y 29 policías, según informó la agencia oficial de noticias Xinhua a última hora del sábado, que se hace eco de la versión oficial.

Entre los heridos, uno de los integrantes de la protesta se encuentra en estado de grave, así como un agente de policía, pero ambos están fuera de peligro, señala Xinhua.

Según la agencia -siempre de acuerdo a la versión oficial-, más de 30 coches fueron volcados durante la manifestación, además  dos automóviles policiales fueron incendiados y otros cuatro aplastados.

Las autoridades tuvieron que cerrar diversas autovías que conectaban con el pueblo de Zhongtai, donde está prevista la construcción de la planta, dado el gran número de personas que se sumaron a la manifestación.

Al menos 700 agentes de policía están manteniendo el orden en las carreteras, según Xinhua, que no hace mención al dispositivo policial o militar desplegado en la protesta.

En diversas fotografías que circulan hoy en internet, se puede ver una multitud de gente con pancartas en las calles de una zona rural frente a un gran dispositivo policial, así como algunos enfrentamientos con las fuerzas de seguridad, agentes reteniendo a un manifestante en el suelo y coches de la policía volcados o en llamas.

Al parecer, los residentes salieron a la calle ante el temor de que la construcción de la planta en su localidad -plan que se anunció este abril- sea dañino para la salud e incremente la contaminación del lugar.

Después de lo ocurrido el sábado, las autoridades locales aseguraron hoy que la incineradora no se construirá sin “el apoyo del público” y explicaron que el plan pretende solucionar el problema de la creciente acumulación de basura.

En las ciudades chinas se han sucedido -e incrementado- en los últimos años las protestas callejeras contra la existencia o la construcción de plantas petroquímicas y otros proyectos que la población cree que pueden ser dañinos para el medio ambiente y para su propia salud.

Algunas de ellas han tenido éxito y han logrado paralizar estos planes temporalmente o, incluso, de forma definitiva. EFEVERDE




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies